Interior del país
"Nadie me va a decir nada"

Se casó el intendente formoseño de Mayor Villafañe: sin protocolo de seguridad hubo fiesta a lo grande

El intendente de Mayor Villafañe, Hugo Onisimchuk, haciendo trencito en su fiesta de casamiento.

Los novios felizmente abrazados, los invitados a la ceremonia multitudinaria todos juntitos como si en Villafañe, el “bicho” no hubiese entrado. Como si para la clase política y sus allegados, el coronavirus hiciese distingos. “A estos no los toco, mejor voy por los giles, el ciudadano común que paga impuestos y respeta las medidas. A esos los voy a asustar”. Por eso este fin de semana, el señor intendente de Villafañe, Hugo Onisimchuk, pudo casarse y hacer la fiesta grande. Afuera, la gente, su gente, los que concurren cada cuatro años a las urnas para votarlos, deben respetar las medidas. Para ellos no hay excepciones.

El funcionario no solo no respetó los protocolos teniendo más de 150 invitados, no respetando el distanciamiento social y sin el debido uso del barbijo; sino que lo que indignó a su gente que se lo hicieron saber en los comentarios de las fotos que se subieron a las redes; les molestó la doble moral. “A muchos vecinos en las colonias de Villafañe les notificaron por hacer pequeñas reuniones y resulta que estos señores sí pueden organizar un gran festín”.

Alguien que estuvo en el lugar dijo que el hombre, muy suelto le dijo “nadie me va a decir nada”, y pareciera que no.

El descargo en las redes de los vecinos de Villafañe

Afortunadamente existen las redes sociales; porque son la caja de resonancia de la gente, del ciudadano común. Porque saben que, si no pueden acercarse hasta ellos, hasta su cara, a su casa; a través de las redes sociales pueden hacer llegar su opinión. Y aunque muchos piensen que es vano, llega. Todo llega.

Acá se leen algunos comentarios que la gente volcó este sábado 20 de febrero mientras se estaba dando el casamiento del intendente:

- “Ni agua potable hay en Villafañe, pero el señor se da el lujo de hacer semejante joda, se nos burlan en la cara”

- “De muy mal gusto la actitud del intendente Hugo Onisimchuk para con nosotros, los vecinos comunes y compueblanos de las 17 colonias de jurisdicción del municipio”

- “Desde la implementación en principio de todo lo que estamos viviendo en adelante, allá por inicios del 2020 no han hecho más que una y otra vez el ir demostrando con tanta caradurez y desparpajo el uso y abuso de las facultades o el poder que les otorga el cargo”

- “Que el intendente cumpla años o se case es algo que no está en cuestión, el tema está en lo que ellos sí tienen permitido hacer mientras nosotros no, en estos últimos meses en mi colonia se notificaron a varias personas para que no realicen un festejo mínimo y en familia, pero ellos tienen todo permitido. Asco y vergüenza ver cómo tranquilamente nos dieron otra tomada de pelo. Claramente la ley es aplicable para algunos y para otros no”

- “No les importa nada, son impunes a todo. La gente común para compartir tiene que hacerlo a escondidas casi como a lo delincuente, pero los capos con plata del estado: a bombos y platillos. Claro ejemplo de la desigualdad descarada sin las medidas de prevención que te meten por los medios oficialistas por ojos y oídos”

Pareciera que la clase política de Formosa en este último tiempo decidió mostrar la peor cara cuando de hacerle frente al virus se trata. Por un lado, imponen normas absurdas, que más que protección generan miedo. La gente ya no le teme al virus en sí, les teme a sus políticos que cual paranoicos comenzaron a decirles a todos que se encierren, que no vayan a fiestas, que no se junten con sus seres queridos: aislamiento, encierro, prohibiciones. Pero descaradamente suben imágenes a sus redes sociales donde aparecen en fiestas, en reuniones familiares fuera de horario; sin respetar los cuidados mínimos que les exigen a los ciudadanos que gobiernan.

Los predecesores de Huguito

Lo de Onisimckuk no es la primera muestra de burla hacia los ciudadanos comunes por parte de un político.

En octubre del año pasado, su par, el presidente de la Comisión de Fomento de Buena Vista, el señor Rubén Pereyra, siete veces reelecto; organizó su fiesta de cumpleaños en una casa quinta y su imagen bailando Bombón Asesino de Los Palmeras, con el barbijo puesto en la papada y haciendo el trencito, recorrió todos los portales del país. Una vergüenza que Formosa exportó hacia el resto del país.

Esa es nuestra clase política. De la peor. Luego el hombre, encima, ofendido porque se dieron a conocer esas imágenes, emitió un comunicado a través de la Comisión de Fomento que preside, como si el pueblo hubiese cometido el error; como si toda Buena Vista se hubiese juntado a bailar Bombón Asesino en una quinta; el comunicado además culpaba a la oposición de armar un show, de querer desgastar la gestión y resaltaba el apoyo de los ciudadanos. “No nos dejemos amedrentar” reclamaba en nombre de su pueblo. Pero el que hizo el acto vergonzante era él, no Buena Vista.

Y por si no bastara, también un integrante de la Mesa del COVID, acaso el órgano rector del que se desprenden todas las medidas que rigen en Formosa; el doctor Julián Bibolini, médico infectólogo que trabaja en el Área de Infectología del Hospital de Alta Complejidad y todos los días está sentado en la mesa que comparte con el ministro Jorge González, el ministro Aníbal Gómez y su par, el doctor Mario Romero Bruno; fue “escrachado” por unos amigos que a pocos días de abril del año pasado cuando Formosa comenzaba a permitir las reuniones familiares los días feriados y domingos con restricción de horario; subiendo unas fotos comprometedoras del “Bibo” donde se lo veía compartiendo una cena (pasadas las 22 cuando el horario permitido en ese entonces era hasta las 18) y cuando se lo consultó, no atinó a decir nada más que “era una reunión privada”. Sí, esa fue su justificación. No pidió disculpas, la Mesa tampoco le reclamó nada. Los que bajan la línea a la gente para que respete las normas, hacen caso omiso de ellas.

La localidad de Villafañe tiene unas 17 colonias, cada una de ellas tiene una problemática diferente. Falta de agua potable, otros servicios esenciales. Pero en todo el territorio rigen las medidas de prohibición que se dispusieron para afrontar la pandemia. Todos los ciudadanos deben respetarlas. Bueno, el intendente y los invitados a su fiesta de casamiento, evidentemente, estaban exceptuados por el virus.

Seguro el Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID-19 de Formosa, tomará medidas al respecto tras conocerse el caso.

Lectores: 950

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: