Opinión
Puntos de vista

Estrategia de crisis

Eduardo Sanguinetti, filósofo y poeta.

Por Eduardo Sanguinetti, filósofo y poeta, especial para NOVA.

Nadie es inocente en este carnaval rabelesiano al que asistimos como espectadores y actores casuales, compuesto de funcionarios disfuncionales, que disfrutan apaciblemente del microclima del poder, enviando a sus mensajeros a sembrar caos en el caos, en esta tierra pródiga: Argentina, donde la incertidumbre en grado sumo, ha sentado reales, desde hace dos siglos.

No seamos ingenuos, el futuro de este país está trazado de manera concreta, obtusa, real y atroz, instancia que nos lleva a transitar senderos esencialistas, pues los "siempre presentes, agoreros del desastre", no nos dejan la posibilidad a los ciudadanos de a pie, de alentar y accionar en tiempo y espacio, que es 'hoy', un presente que devino materializado en un espejo sucio, que no refleja imagen alguna de visibilizar la verdad.

¿Les parece a quienes no se dejan engañar y tienen memoria, que Horacio Verbitsky, que "no da puntada sin hilo", acuda a un "viejo amigo", Ginés (quien en rigor a la verdad, reconstruyó el sistema de salud devastado), para que le dé una mano, solicitando ser vacunado fuera de protocolo?, ¿No había manifestado "el perro" Verbitsky que no tenía apuro en vacunarse, que iba a ver los efectos adversos que podía producir la vacuna?

Adelantándose al trascendido que iba a ser público de una investigación periodística, sobre vacunatorio VIP, Verbitsky parte y nombre destacado de la lista de vacunados, decidió hacer público su caso en el programa del Destape del día viernes, dejó mudos a todos los de la radio, llevándose puesto al ministro Ginés González García, a Aranda el segundo de Clarín, 'con esa risita' y cierta candidez simulada, parecía Heidi, pero no era Heidi, como me comentó un conocido en las redes, creando un clima de instantánea incertidumbre en el país.

Me llamó la atención con la rapidez que el presidente Alberto Fernández (flamante candidato al premio Nobel de la Paz, propuesto por Evo Morales) le pide la renuncia a un ministro, tan entrañable para él, como lo fue Ginés Gonzáles García, no lo hizo con Donda, Solá, ni Trotta, “funcionarios que no funcionan”... me hubiera agradado no recule en la expropiación de Vicentín, en asunto de exportaciones de los super star del campo, o seguir intentando negociar con el FMI, una deuda soberana impagable, tomada por "el aceitoso" Macri, el que dejó tierra arrasada en cuatro años de desgobierno, quién asumió procesado, ¡memoria!

"El perro" es sagaz y un gran armador de operaciones, ¿lo ignoran?, ¿habrá quizás salvado el trasero a alguien en esta opereta?, ¿les ha servido en bandeja el escándalo ocasionado, a Macri y su banda cacofónica, de informantes rentados para encontrar excusas oportunistas para hacer campaña sucia?, en la lista del vacunatorio VIP, no olvidemos, contra protocolo figuran funcionarios del Frente de Todos y en municipios diversos funcionarios de JxC y familiares de todas las edades de Moyano y otros “atorrantes con chapa", o quizás ¿envió un mensaje a CFK? o ¿a la Cámpora?... ¿por qué, para qué este relato encriptado?... 'algo' se está gestando, bastan días para comprobarlo… el negocio de las vacunas es el botín, no dejar de tenerlo en cuenta.

Cristina no hizo una declaración, su silencio aturde... creo que a Alberto es a quién más le suena, sobre todo cuando este caso se produce cuando el Gobierno lanza el Consenso Económico y Social, presentado con bombos y platillos en el CCK, con discurso inaugural del ex-ministro de Gobierno de Menem, Gustavo Beliz, actual funcionario de Alberto Fernández, quien se mostró asimilado a contraponer la sumatoria de visiones a "la avaricia de la mirada excluyente", irónico ¿no?... Aprovecho este editorial para hacer mención y recordar la muerte de Carlos Menem el "Turco" farandulero, nefasto personaje de nuestra historia, quién combatía al capital, acumulándolo y negociando Argentina, tierra pródiga en construir lacras de cualquier color y especie.

Todo es un fraude, una estafa, sobre todo en tiempo de pandemia de Covid-19 y el negocio de las vacunas ausentes, mercantilizadas por mafiosos laboratorios... vacunas sólo presentes, para militantes de la tilinguería, de quienes en nombre de luchar contra la impunidad, son impunes, negando derechos, a los denominados esenciales, quienes según palabras del Gobierno serían los primeros en recibir las dosis de las vacunas, cómo apreciamos en este puntual y resonante caso, que me resulta una "estrategia de crisis", con control de daño causado... y aún, nadie ha dado explicaciones respecto a los millones de vacunas que llegarían al país este verano, que será otoño, inexistentes hasta el día de hoy, como anunciaban en "alta voz" portavoces del Gobierno, sin haber cumplido con los expresado, psicopática actitud, por cierto, la vida de millones depende de esta vacuna... ahora que la cabeza de Ginés ha rodado, ¿Pfizer y otros laboratorios enviarán vacunas?, quién sabe en este juego de bagatelas todo es posible.

Sin dudas el 'final de juego' de esta parodia tiene consecuencias, más nunca para los responsables y cómplices de delitos flagrantes para la comunidad toda, pero sin dudas, si las tiene, para los profesionales de la salud, escolares, que en su fragilidad están expuestos a contagios acudiendo a clases, por capricho marketinero del futuro "papá" Larreta, la "mariscal de campo" Acuña y el "seducido" Trotta, en año de campaña electoral no olvidemos, toda la "carne al asador" diría el paisano... no me olvido de los docentes y los cientos de miles de personas mayores, esperando el día y hora de ser vacunados... espero se concrete... tal vez, quizás mañana, futuro indefinido.

Hace unos años, en Congreso de Filosofía y Comunicación, en una ponencia acerca de los derechos humanos, manifesté: "Los Derechos Humanos parece que solo basta proclamarlos y regodearse en promocionarlos, desde los más diversos organismos e instituciones del poder, que los dejan de lado en el preciso instante, en que deben ser aplicados, ante los más diversos atropellos a los pueblos, en su dignidad de «ser», del derecho irrenunciable de permanecer, en igualdad, solidaridad y fraternidad. El silencio opera de manera sistemática, en quienes los publicitan, dando lugar a un continuo atropello a dichos derechos humanos, en nombre de intereses políticos de dominación que dificultan la relación de las comunidades empobrecidas y cada día más cerca del automatismo como modo de vida". Este discurso podría aplicarse a este tiempo, donde la agresión y violencia sistemática al pueblo argentino se replica de modo sustancial en actos que afectan a nuestro buen nombre y dignidad.

Lectores: 2964

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: