Provincia de Buenos Aires
Panorama Político

Mar del Plata: Montenegro, el colaboracionista de la guerrilla

El jefe comunal es muy amable con ex miembros de las agrupaciones subversivas de 1970. (Dibujo: NOVA)

El intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, ha sido noticia en su momento por la fuerte amistad con Mario Montoto, ex miembro del grupo terrorista Montoneros. Ahora bien, hay más de ello que lo ubica en un círculo bastante controversial.

Todo punto de eje radica en las elecciones del año 2019, donde enfrentó a la hija de su amigo, la camporista Fernanda Raverta. Pero lejos de realizar enfrentamientos, tomaban cafés juntos cada mañana en la confitería París, ubicada en avenida Boulevard Marítimo 2002.

A partir de allí, el edil se fue abriendo a ciertos círculos controversiales con ex miembros de las guerrillas como el del ex dirigente Carlos Kunkel. Este ha ido, en plena pandemia, a su casa para poder mantener charlas y hasta se habla de cierta influencia en nombramientos del ejecutivo local.

El hombre del dictador Fidel Castro en Argentina, Miguel Bonasso, también se hace espacio en la lista de nuevas amistades. Se hablaría de que fue el gestor del acercamiento entre la ex concejal y presidente de La Cámpora en Mar del Plata, Marina Santoro, con el actual edil.

Luego, está el titular de la Asociación Gremial de Abogados, Mario Kestelboim, personaje que supo mantener en línea a muchos gremios. Se trata del ex montonero con grado de Oficial y, tras la vuelta de la Democracia, ejerció como Decano de la Facultad de Derecho.

Posteriormente, se encuentra una mujer clave en la política marplatense, la actual directora del Centro de Actualización en DDHH Alicia Pierini. Ella fue quien ideó la conversión de la Secretaría de Derechos Humanos de Mar del Plata en Subsecretaría, además de ubicar a la actual titular Daniela Zulcovsky.

Finalmente, se encuentra Carlos Bettini, hoy con traje y corbata por su rol de empresario, político y diplomático argentino. Por sus buenas relaciones y condecoraciones tras haber sido Embajador de España, pudo ayudar al actual intendente en varias negociaciones y mejoras de vínculos entre Mar del Plata y la comunidad gallega.

Raverta pudo convertir a Montenegro en un colaboracionista más de la guerrilla, más allá de los colores políticos que los discrepan. Sin embargo, no se puede dejar de lado a Montoto, quien tuvo la suerte de que el Honorable Concejo Deliberante sea manipulado en casi un 70 por ciento por sus influencias más grandes.

La única amistad que ya recorría de años el mandatario local, es la del ex marino Julio César Urien, quien ya mantenía un amable vínculo con su padre. Asimismo, en los pasillos del Palacio Municipal, se ha afirmado la presencia de esta desagradable persona que se infiltró en las Fuerzas Armadas durante los ’70.

El negocio de las cámaras porteñas

En el año 2009, los vínculos entre Montoto y Montenegro quedaron en exposición cuando el Gobierno porteño otorgó el negocio de cámaras al empresario, sin licitación de por medio. Este confluye una enorme influencia dentro del Ministerio de Justicia y Seguridad.

Según se pudo calcular, antes de llegar a principios del año 2010, se llegó a gastar unos 8 millones de pesos adicionales para poder aplicar a la complementación. En cuanto a lo inicial, se estiman unos 15 millones de pesos.

La posibilidad de no pasar por una licitación y realizar compras de forma directa permitió a Montenegro saltarse el trámite burocrático y apurar la adjudicación. La metodología fue adquirir las cámaras por montos pequeños, en lugar de realizar compras masivas.

El negocio de las cámaras mueve 180 millones de dólares anuales en todo el país y alcanzan no sólo el sector público que en los últimos tiempos empezó a incrementar sus compras.

Vale recalcar que no solo hubo beneficios desde Seguridad, el ex montonero devenido en empresario también utilizó su poder en Justicia. Hizo que se evite el otorgamiento de beneficios a militares presos, como por ejemplo a Héctor Febrés durante su detención en una base de la Prefectura de Tigre.

Lectores: 1252

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: