Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga y los ex concejales de La Plata que tenían algo más que un trabajo en común

Nadie escapa al ojo indiscreto y la sagacidad de Martín Vestiga. (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Esquivando saludos de fin de año por las calles de esta ciudad, que huele tanto a tilo en sus diagonales que a veces terminás congestionado, me crucé a mi inefable –y muchas veces inescrupuloso- amigo e informante Juanjo Dete, hombre rengo, de andar irregular y mirada esquiva, pero buen tipo a pesar de todo.

-Hola Martín, ¿Cómo te trata la vida en estos días?

-Juanjo, hermano, tanto tiempo; bien, bien… esquivando éxitos. ¿Y vos?

-Muy bien querido. Tengo cosas para contarte. Están relacionadas a la política, los deseos y las polleras.

-Métale nomás, siempre viene bien este tipo de datos de color

-El tema es así: viste Martín que hay en el Concejo Deliberante muchos runrunes, rumores sobre cuestiones relacionadas a la actividad legislativa, pero también a cosas que suceden fuera y dentro de los despachos oficiales…

-Si estimado, me imagino a dónde querés llegar. Por decirlo más claro: el nivel de puterío por metro cuadrado de esa institución es casi insuperable.

-Mejor definido imposible: bueno, me enteré en una cena de amigos, que hay dos ex concejales, que jugaban en equipos distintos, que tuvieron algo más que una relación laboral.

-¿Vos me querés decir que andaban a los besos o cosas por el estilo? Pero che, contame…

-Exacto: usted entiende todo. Te voy a terminar diciendo los nombres, pero quisiera jugar un poco al acertijo. Uno tiene el mandato vencido y fue el jefe de bloque de lo que ahora se llama Frente de Todos, rebautizado después de las elecciones del 2019. Su madre hoy tiene una banca, su padre es jefe de una agrupación filokirchnerista y ante todo es un buen tipo y respetado. Pero viste que esto se trata de otra cosa…

-Si Juanjo, entiendo. ¿Y el otro? 0, ¿la otra?, o ¿el otre?..., con esto del lenguaje inclusivo ya no sabés cómo usar los artículos…

-Es mujer, mujer, Martín. Tranqui. La otra es una concejal del círculo íntimo del intendente Julio Garro, que dejó la banca para cumplir funciones ejecutivas. Puntualmente en la Secretaría de Desarrollo para la Comunidad municipal. Una chica joven, madre y bien parecida…

-¡Epa, epa! Andás bien vos con las pistas. Sos bastante explícito, quiero decir. Yo había escuchado el rumor de ese supuesto “amorío”. No me sorprendí porque en el Concejo hay rumores de ese estilo todo el tiempo. Y la mayoría de las cosas que se cuentan, realmente pasan.

-Bueno, es así, claro, pero sabés de quién estamos hablando…

-Por supuesto, me la dejaste picando Juanjo: de Gastón Castagneto y Julieta Quintero Chasman… Hubieran sido linda pareja…

-Exacto Martín, se ve que hubo “flechazo” pero en su momento la cosa no pasó al plano del amor, por así decirlo. Y eso no es todo: para la próxima tengo otra “perlita” de este calibre, pero que involucra a otro concejal –también peronista- y a una agente de la institución deliberante… Quizás sea un regalo de navidad.

-Bueno Juanjito. Estaré atento a tus mensajes. Te mando un abrazo.

Somos los piratas, nos gusta la mentira, las noches de bailanta…

Lectores: 3024

Envianos tu comentario

Carlitos  - 
¡¡¡BUUAAAJJJJ!!! ¡QUE ASCO!... ¡CASTAGNETO!... ¡QUINTEROS CHASMAN!.... ¡¡¡BUUAAAJJJJ!!...
Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: