Provincia de Buenos Aires
Sorpresa en el PJ

El gobierno le suelta la mano al kirchnerismo platense

El peronismo platense tendrá una sola representante entre los 78 consejeros nacionales. Se trata de la albertista Victoria Tolosa Paz. (Dibujo: NOVA)

El acuerdo de una lista de unidad del PJ nacional, para erigir a Alberto Fernández como presidente del partido, trajo noticias amargas para el peronismo platense, ya que tendrá un solo representante entre los 78 consejeros nacionales, consecuencia de las permanentes internas y desencuentros entre los diferentes espacios que conviven en el Frente de Todos.

La capital de la provincia de Buenos Aires es uno de los pocos distritos en los que el peronismo no pudo lograr la unidad y a pesar de que en las PASO de 2019 la sumatoria de votos de los candidatos del Frente de Todos superó por 10 puntos a la lista que encabezaba Julio Garro, en las elecciones generales el oficialismo local se impuso por más de 8 puntos.

Esos resultados terminaron de resquebrajar la relación entre las principales dirigentes del espacio, Florencia Saintout por el kirchnerismo duro y Victoria Tolosa Paz por el albertismo, y pusieron al Frente de Todos en estado de ebullición permanente, con peleas no solo en el partido, sino también en el Concejo Deliberante, donde los peronistas son minoría.

Las sucesivas derrotas del kirchnerismo duro finalmente decantaron en una falta de apoyo a la ex decana de la Facultad de Periodismo, que, si bien nunca apuntó a sumarse al partido de manera formal, siempre marcó presencia a través de algún "delegado" de su espacio.

Pero ahora la única consejera nacional del PJ será la concejala y titular del Consejo contra el Hambre, Victoria Tolosa Paz, que por primera vez logra una posición de privilegio frente al resto del peronismo local y gana de la mano de Alberto Fernández la primera pulseada de cara a las elecciones de este año.

La decisión claramente busca renovar al Frente de Todos y correr a un costado a los sectores ultracristinistas que hasta el momento solo registraron derrotas en la capital provincial, e intentar convertir a la esposa de José “Pepe” Albistur, amigo personal del Presidente, en la única figura de peso para enfrentar a Juntos por el Cambio.

Pero, además, es una muestra de equilibrio en la relación entre el jefe de Estado y su vice, que en esta ocasión debió ceder en el territorio y relegar a los propios para que avancen los alfiles del primer mandatario, a pesar de que el cristinismo se mostró interesado en incluir dirigentes propios en el PJ nacional.

En definitiva, en un mismo movimiento, el albertismo se impuso como principal fuerza dentro del PJ platense y el kirchnerismo le pegó un tirón de orejas a los propios, relegando lugares en el armado formal del partido a nivel nacional.

Lectores: 1383

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: