Economía y Empresas
Falta de decisión

Entre la espada y la pared: se demoró el acuerdo con el FMI y se apuran con un plan económico plurianual

El ministro de Economía, Martín Guzmán, deberá agilizar los trámites en el Congreso para avanzar en una serie de medidas con respecto a las reservas, déficit e inflación en el país. (Dibujo: NOVA)

El ministro de Economía, Martín Guzmán, deberá agilizar los trámites en el Congreso para avanzar en una serie de medidas con respecto a las reservas, déficit e inflación en el país.

A las definiciones de carácter político le suceden ahora las de pragmatismo acérrimo que, a no dudarlo, parece ser la marca registrada del Gobierno de Alberto Fernández para 2021. En este contexto, el discípulo de Stiglitz acaba de sumar un nuevo elemento a la negociación con el FMI.

En numerosas entrevistas dadas, Guzmán sostuvo que a la hora de negociar con el Fondo “pone a la gente primero”. Así, aportó el que será el foco de la negociación de ahora en más: la posibilidad de que, en el nuevo programa con el organismo, la Argentina pueda enhebrar un programa económico plurianual. Dicho programa no es más que la hoja de ruta que alimentará el plan económico este año y que incorpora las metas fiscales, las proyecciones de inflación e incluso los niveles de reservas del BCRA “aceptables”.

El rasgo particular es que ese plan será para los próximos años (en principio 2021, 2022 y 2023) y que, según comentaban fuentes del Gobierno, podría ser ingresado al Congreso en las próximas semanas.

“Ahora conducimos nosotros y la Argentina se debe a sí misma un programa macroeconómico plurianual”, subrayó el ministro. El funcionario cuestionó que durante el Gobierno de Mauricio Macri se acordó un programa que “se hizo de espaldas a la gente”. “Hay un compromiso de enviar un programa plurianual al Congreso de la Nación para estabilizar la macroeconomía y también ir definiendo reglas de juego con los distintos sectores”, expresó el titular del Ministerio de Economía.

“El objetivo también es enviar un proyecto de ley que potencia el desarrollo del sector en la generación de trabajo, exportaciones y producción en general”. El proyecto “establece un recorrido en donde haya un crecimiento convergente de las variables, un saneamiento fiscal y un establecimiento de metas para bajarlo progresivamente”, ha señalado Guzmán.

“Estamos trabajando de una forma constructiva para llegar a un acuerdo. Es un programa que es nuestro programa. Argentina conduce lo que consideramos que es bueno y sano para Argentina. Ese programa lo necesitamos independientemente de la presencia del FMI. Como sociedad nos debemos un programa plurianual en el que definimos hacia dónde vamos y cómo vamos hacia dónde queremos ir, de forma consistente y respetando lo que se planea. Eso lo tenemos que hacer independientemente del Fondo. El Fondo es una circunstancia”, concluyó.

Lectores: 770

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: