Sexo y erotismo
Para principiantes

Cuatro alternativas sobre una mesa para disfrutar de los encuentros sexuales a pleno

Esta comprobado que con estas posturas se favorece la penetración profunda y se incentivan las sensaciones nuevas.

Al alcance de la mano y con posibilidad para romper con la rutina del clásico sexo en la cama, una alternativa desafiante y distinta es hacerlo sobre la mesa. La clave está en ser conscientes de todas las posiciones sexuales que pueden variar para no rendirse en el intento.

Está comprobado que favorece la penetración profunda e incentivan las sensaciones nuevas, aumentando el deseo por la otra persona en cantidades mucho superiores a las habituales.

1. Doggy Sttle: sobre una mesa con una altura cercana a la cintura del que realiza la penetración, el clásico “perrito” lleva las de ganar, ya que es un postura cómoda y placentera.

2. Sentados: esta postura permite que la mujer tenga una estimulación directa en el punto G, sin embargo requiere mucha fuerza y en muchos casos se complica la llegada al orgasmo.

3. Piernas al hombro: con la mujer acostada boca arriba y con los glúteos cerca del borde, el hombre debe colocarse frente a ella y recargar sus piernas sobre sus hombros. Sin duda está es la postura que más facilita la penetración profunda.

4. Sexo oral: finalmente el sexo oral aparece como la frutillita del postre, si de jugar solo se trata. Ella se sienta en la orilla de la mesa, con las piernas abiertas para permitir un acceso profundo de la lengua y los labios de su amante. La posición es cómoda y descansada.

Lectores: 2417

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: