NOVA Deportes
Copa Libertadores

Una "Gashineada" y goleada que complica las chances de clasificar

Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate. (Dibujo: NOVA)

Por la primera semifinal de ida de Copa Libertadores de América, River Plate sufrió una dura y clara goleada por 3 a 0 en el estadio de Independiente ante un Palmeiras sumamente contundente y eficaz, contra todos los pronósticos.

El elenco de Marcelo Gallardo arrancó de gran manera, ahogando a su rival en los primeros 15 minutos, con algunas llegadas claras de los delanteros. Parecía que todo se encaminaba a una victoria cómoda, pero fue todo lo opuesto.

Un grosero error de Franco Armani a los 26 minutos, le permitió a Rony poner el 1 a 0 para sorpresa de todos, ya que el “Verdao” no estaba haciendo un buen partido. En ese momento, hubo un quiebre.

Ya en el segundo tiempo, al minuto, un gran ataque de la visita en forma colectiva, puso dejó a Luiz Adriano en soledad con el 1 “Millonario” y el 2 a 0 que fue como un balde de agua fría.

Desde ese momento, el nerviosismo en River empezó a crecer, los brasileros comenzaron a agrandarse y eso llevó a que Jorge Carrascal reaccionara contra un oponente con una dura patada a los 13 minutos.

A los 16, 3 minutos más tarde, Viña aprovechó un magnífico tiro libre desde la derecha y su mejor cabezazo al segundo palo lo descolocó a Armani. Un 3 a 0 merecido, y un Palmeiras que no pudo marcar ni el cuarto ni el quinto, porque pudo ser una goleada más abultada.

Con este resultado, River Plate deberá ir en búsqueda de la hazaña a San Pablo, vencer por más de tres goles y que no le conviertan. En tanto, Palmeiras quiere romper el maleficio de las últimas eliminaciones ante equipos argentinos.

Lectores: 575

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: