NOVA Salud
¡Desmentidos!

La verdad sobre los 3 mitos más comunes de la cirugía plástica

La cirugía estética ha ganado popularidad en todo el mundo y con ello las falsas teorías alrededor de ella.

Es sencillo encontrar cualquier revista o portal de internet donde haya al menos una historia sobre una celebridad que se sometió a un estiramiento facial, un aumento de senos o una rinoplastia, en la actualidad estos procedimientos son más que normales. Las anteriores son las operaciones más comunes, pero, la verdad es que también hay muchas otras formas en que la cirugía plástica puede mejorar la apariencia y el funcionamiento de tu cuerpo.

La cirugía plástica va mucho más allá de alterar tu apariencia. Puede ser beneficiosa por muchas razones, desde la reconstrucción de una mano hasta el tratamiento de cicatrices. Si has pensado en someterte a algún procedimiento de este estilo, tenés que saber el cirujano plástico puede cambiar la forma o apariencia de tu cuerpo, y eso puede ser puramente cosmético para generar confianza o completamente necesario para que tu cuerpo funcione. De cualquier manera, permite a muchas personas vivir la vida que desean.

La cirugía estética ha ganado popularidad en todo el mundo y con ello las falsas teorías alrededor de ella. Es hora de disipar los mitos que describen a estos tratamientos como una práctica riesgosa llena de vanidad, egocentrismo y dinero.

Mito #1: La cirugía plástica solo se usa para mejorar la apariencia

No se puede negar que muchos procedimientos de cirugía plástica pueden ayudarte a sentirte más seguro de tu apariencia, lo cual es un beneficio muy valioso en sí mismo. Sin embargo, la cirugía plástica no se trata solo de estética, también se trata de cómo funciona tu cuerpo en general.

Podés someterte a una cirugía plástica para corregir un defecto congénito como el paladar hendido, que puede causar problemas para comer o hablar, restaurar la función de la mano después de una lesión o reparar un tumor de cáncer de piel, solo por nombrar algunos ejemplos. Otros procedimientos de cirugía plástica pueden solucionar problemas de apariencia derivados de una afección médica, como la reconstrucción de la mama después de un cáncer o la reparación de la piel por una quemadura.

Mito #2: La cirugía plástica es solo para mujeres

Las representaciones en la cultura pop pueden llevarte a creer que, si entras en el consultorio de tratamientos estéticos, estarás rodeado únicamente de mujeres. Si bien es cierto que las mujeres constituyen la mayoría de los pacientes de cirugía plástica, y algunos procedimientos son más comunes para las mujeres, como el aumento de senos o la extracción de implantes mamarios, no son los únicos pacientes.

Hay varias formas en que los hombres también pueden beneficiarse de la cirugía plástica. Estos constituyen la mayoría de los pacientes que se someten a aumento de pantorrillas, trasplante de cabello, aumento de mentón e implantes pectorales. Otros procedimientos que son comunes para los hombres incluyen los implantes de mejillas, las cirugías de orejas, rinoplastias, cirugías de parpado y depilación láser.

Mito # 3: Los resultados de la cirugía plástica duran para siempre.

La cirugía plástica puede permitir experimentar resultados rápidos y notables, pero no es magia. Puede disimular los efectos del envejecimiento, las lesiones u otras imperfecciones, pero no evitará que tu cuerpo continúe cambiando y envejeciendo después del procedimiento.

Lo que si es cierto es que hay algunos cambios en el estilo de vida que pueden hacer que los resultados duren más tiempo, como cambiar tu rutina de cuidado de la piel, mantener un estilo de vida saludable con dieta y ejercicio para mantener el peso extraído durante la cirugía o comprometerse con procedimientos ambulatorios menos invasivos o retoques quirúrgicos para mantener los resultados.

Lectores: 660

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: