Editorial
Puja por los ministerios

Ta te ti, suerte para mí...

Cristina Kirchner ejerce cada vez más poder sobre Alberto Fernández. (Dibujo: NOVA).

Semanas atrás, Cristina Fernández de Kirchner, quien milagrosamente logró contener su compulsividad discursiva durante varios meses en un intento de demostrar que no es ella quien maneja el poder, aprovechó la oportunidad del aniversario de la muerte de Néstor para volver a la escena con una carta de fuerte contenido político en la disparó, como al pasar, que hay “funcionarios que no funcionan”. Una frase letal que encendió la mecha tanto dentro como fuera de las esferas del Gobierno, y anticipaba su profundo malestar con respecto a la política que lleva adelante Alberto Fernández.

Este viernes, en un acto realizado en La Plata -que tenía como protagonista de los anuncios al gobernador bonaerense Axel Kicillof- la vicepresidenta tomó el micrófono, alzó la voz, redobló la apuesta y le volvió a marcar la cancha a su “incondicional”, el actual jefe de Estado, exponiéndolo frente a un país entero al dejar en evidencia que ciertos miembros del Gabinete no son de su agrado.

En ese sentido, les habló de manera directa a “quienes tienen miedo o no se animan”, indicándoles que “hay otras ocupaciones además de ser ministro o legislador", e instándolos a que "vayan a buscar otro laburo".

Ciertamente, a la ex presidenta de los argentinos le cuesta separarse del poder y dejarlo en manos de quien decidió que debía gobernar, cuando en 2019 armó una clara estrategia electoral que le funcionó para que el peronismo derrotara al macrismo en las urnas, pero que ahora -según su óptica- no alcanzó los objetivos. Lo cual se está reflejando en una división cada vez más concreta dentro del “peronismo unido”, otra falacia que solo fue eficaz para ganar sufragios.

Este lunes por la mañana, el ex presidente Eduardo Duhalde avivó el fuego con potentes declaraciones televisivas: “Estamos en la peor etapa del justicialismo”, remarcó, y aseguró que no hay orden, no hay control, no hay ideas. En las crisis hay que tratar de gobernar juntos”.

Al referirse a Cristina, fue contundente: “Es un animal político, está rodeada de alcahuetes. Y el presidente acepta ser humillado constantemente”. Además, opinó sobre la urgencia de "armar un gabinete de crisis, con gente que no necesite aprender”.

El punto de conflicto estaría precisamente en la toma de decisiones sobre ciertos ministerios que no estarían dando los resultados esperados por CFK: Santiago Cafiero (jefe de Gabinete), Marcela Losardo (ministra de Justicia), Matías Kulfas (ministro de Producción), Vilma Ibarra (secretaria Legal y Técnica), Gustavo Béliz (secretario de Asuntos Estratégicos), Julio Vitobello (secretario general de la Presidencia) y Juan Pablo Biondi (secretario de Medios). Pero casualmente, varias de estas figuras son las que Alberto Fernández quiere seguir manteniendo bajo su ala, y cuyas salidas no está dispuesto a avalar.

Quienes sí serían parte de la lista negra de presidente, son el canciller Felipe Solá (autor de una imperdonable mentira sobre el contenido de una conversación entre AF y Joe Biden), y los ministros Matías Kulfas (Producción) y Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo), por no haber cumplido con las expectativas.

¿Qué pasará con la inconsistencia de Ginés González García y la extrema pasividad de Sabina Frederic, cuyas carteras no solo no dan pie con bola, sino además, presentan cifras cada vez más alarmantes tanto en materia sanitaria como de inseguridad?

Por ahora, la vicepresidenta está particularmente preocupada por el modo en que continuarán las causas en su contra, un tema que no la estaría dejando dormir, al punto que ni bien asumió en el Gobierno puso gran énfasis en planificar y comenzar a ejecutar cuanto antes una Reforma Judicial, medida que también contemplaría correr de la escena a la ministra Marcela Losardo.

La pregunta es, ¿quién se queda y quién se va en este juego de Ta Te Ti, que tiene al país en vilo y a los argentinos como rehenes? En breve, habrá novedades.

Lectores: 1303

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: