Interior del país
Pampa del Infierno arde

Chaco: Glenda Seifert quiere ser la nueva cara de la UCR, pero con cheques sin fondos, autos caros y gastos en excesos

El sueldo de la abogada, Glenda Seifert intendenta de la municipalidad de Pampa del Infierno. (Foto: NOVA)
La intendenta de Pampa del Infierno, Glenda Seifert gasta más en tarjeta de crédito de lo que cobra como sueldo. (Foto: NOVA)
La intendenta de Pampa del Infierno, Glenda Seifert gasta más en tarjeta de crédito de lo que cobra como sueldo. (Foto: NOVA)
Los automotores de Glenda Seifert. (Foto: NOVA)
Los automotores de Glenda Seifert. (Foto: NOVA)
Las deudas en infracciones de tránsito de la intendenta. (Foto: NOVA)
Las deudas en infracciones de tránsito de la intendenta. (Foto: NOVA)
La situación de Glenda Seifert ante la AFIP. (Foto: NOVA)
La situación de Glenda Seifert ante la AFIP. (Foto: NOVA)
Glenda Seifert aparte de ser intendenta es abogada. (Foto: NOVA)
Glenda Seifert aparte de ser intendenta es abogada. (Foto: NOVA)
Algunos desempeños judiciales de Seifert. (Foto: NOVA)
Algunos desempeños judiciales de Seifert. (Foto: NOVA)

Glenda Seifert es una radical que habla más de lo que hace. Posa para la foto y engaña con discursos e imágenes a muchos de los que la votaron creyendo que ella les iba a cambiar la realidad. Esta mujer se desempeña en la Municipalidad de Pampa del Infierno y “vino” para cambiar la realidad de un pueblo que era bastión peronista.

La abogada con poca carrera en la política quiere ser la cara nueva de la UCR con la venia de Ángel Rozas, sin embargo, igual que Aída Ayala, su propósito está mezclado con la imagen porque esta mujer también acude a las cirugías para verse “más bella”. Desde diciembre de 2012 hasta junio de 2019 cobró un sueldo mensual de 17490 pesos, como concejal. De ahí en adelante sus ingresos y egresos fueron aumentando. Ahora es intendenta. ¿Cómo?, ¿Tanto cobra como jefa comunal? No declara ingresos de su actividad privada, a pesar de que la sigue ejerciendo.

Gastadora

En cuanto al consumo de tarjeta de crédito Glenda tiene 929 mil pesos con los plásticos de una financiera, Cencosud S.A., Santander y Nuevo Banco del Chaco. La gran pregunta es: ¿Cómo hace si su sueldo es sumamente menor? Además, tiene dos cheques dados sin fondo, uno de 50 mil y otro de 7 mil pesos.

La movilidad de esta mujer tiene una importante variedad: un Volkswagen Vento año 2008, un Toyota Corolla año 2016 y una SW4 año 2018. Con esa cantidad, su patrimonio en autos alcanza unos 6 millones de pesos. Autos de entrada de alta gama.

Su manejo en la vida está en estos momentos bajo la lupa. Su crecimiento va en aumento y no a paso hormiga. Sus descuidos también: posee una infracción de tránsito por circular en moto que nunca la pagó, correspondiente a 2016, realizada por la Policía Caminera del Chaco.

Un colchón en plazos fijos y movimientos que no cierran

Teniendo en cuenta su información en la AFIP, Seifert tiene impuestos Cedulares, referentes a plazos fijos y arriba de los 3 millones y medio de pesos. Puede ser uno o más correspondiente a esa suma de base.

Como persona física jurídica, señaló que ganó 55 mil pesos en 2020, por lo que no le alcanza a pagar a la empleada que tiene a su cargo ya que percibe una suma de 10.147 pesos por mes, una cifra muy debajo del mínimo.

Con respecto a la ART, la empleada no la tiene -por falta de pago de Seifert-. La intendenta tiene una ejecución penal por "negrear" y no pagar las cargas patronales.

El detalle: no dejó la actividad privada siendo que es una figura pública

¿Hay una incompatibilidad? La mujer de Pampa del Infierno lleva adelante su actividad jurídica siendo patrocinante en al menos 30 juicios o instancias judiciales, pero su costumbre es precarizar a su empleado, y esquivar todos los impuestos a la AFIP, al Ministerio de Trabajo, realmente impresentable.

¿Qué es el invento de las TAM?

La intendenta Glenda Seifer llegó con esta mentira a los comerciantes de su localidad y a los vecinos. Decía que al que se beneficiaba les daba 500 pesos. Sin embargo, resultó una “baja” estafa. Varios que debían ser tenedores de la TAM desde el 15 de diciembre de 2019, a quienes les prometió que se les habilitada eso no sucedió. Ya paso 1 año y sigue con la mentira “y así estamos arrepentido de a verla votado”, ya comienzan a decir los pobladores.

La TAM es la Tarjeta Alimentaria Municipal. Es un programa social municipal de asistencia inmediata a las familias que más necesitan, promocionaba su gestión en las redes sociales cuando hizo pública la idea.

Y aclaraba: consiste en la entrega de una tarjeta en la cual se acredita mensualmente un importe establecido, el cual está destinado exclusivamente a la compra de productos alimenticios y de primera calidad.

Los comercios adheridos deberán encontrase en la localidad como así disponer la venta de productos populares. La TAM no funcionó tanto para los comerciantes y los vecinos, así lo denuncian indignados en este verano caliente en el que Pampa del Infierno ni siquiera tiene habilitado el natatorio municipal para apaciguar la temperatura.

Lectores: 713

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: