Política
Idas y vueltas

Ñoquis, nepotismo y cero cuidados sanitarios: la familia del senador Blanco suma nuevos escándalos

El senador radical Leandro Blanco llegó a su banca gracias a un acuerdo entre su padre, Guillermo Blanco.

El senador radical Leandro Blanco llegó a su banca gracias a un acuerdo entre su padre, Guillermo Blanco, histórico líder radical de Chivilcoy y la entonces gobernadora María Eugenia Vidal, y representa a la cuarta sección electoral a pesar de que ni siquiera tiene domicilio en esa región de la provincia.

Hace años que Guillermo Blanco, autodenominado mano derecha de Daniel Salvador, es apuntado por un caso flagrante de nepotismo, ya que logró beneficiar de forma directa a varios familiares con contratos del Estado aunque rara vez se presentaron a trabajar y hasta le garantizo ingresos a una sobrina con planes sociales durante la gestión de Cambiemos.

Ahora el escándalo que rodea a la familia tiene que ver con la situación de emergencia sanitaria y la falta de respeto a los protocolos vigentes, a pesar de que Chivilcoy atraviesa una situación compleja y ya tuvo varios picos de contagios que pusieron en jaque al sistema sanitario.

Es que según los vecinos de la familia, el domicilio de los Blanco se convirtió desde el inicio de la pandemia en una especie de centro de reuniones, en el que no se respetan protocolos, cuidados, ni distanciamiento. Según el relato de los habitantes de la zona, cada fin de semana llegan más de 10 vehículos para participar de estos encuentros y ninguno de los visitantes utiliza barbijo o mantiene el mínimo distanciamiento.

"Ni el senador ni su padre gestionaron ni un barbijo para Chivilcoy, debe ser por eso que lo usan nunca", se quejaron los vecinos indignados por la inconducta de ambos dirigentes en el marco de la pandemia.

Pero eso no es todo, ya que Guillermo Blanco sumó también una denuncia por acoso de parte de su ex pareja, que asegura que el dirigente comenzó un permanente hostigamiento seguido de amenazas cuando ella decidió terminar la relación.

Según la denuncia que fue radicada en la Comisaría de la Mujer de Villa Gesell, Blanco sería también responsable de varios robos que sufrió la familia de su ex, en una suerte de "vendetta", por el final del romance.

Pero lo que más llama la atención es que a pesar de los múltiples escándalos y denuncias, el senador Blanco se mantiene en su banca sin dar explicaciones y garantiza la continuidad de la familia vinculada al Estado, los cargos políticos, los puestos “ñoquis” y la impunidad ante denuncias policiales.

Lectores: 569

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: