Sexo y erotismo
Rechazo, incomodidad y estrés

Fobia a los ruidos sexuales de los vecinos

Los especialistas destacan, que en muchos casos, se asocia a la memoria y a ciertos recuerdos viscerales de personas cercanas.

Según el profesor de psicología Zachary Rosenthal de la Universidad de Duke, significa "odio al sonido". Todos podemos incomodarnos con sonidos molestos o desagradables, pero algunas personas experimentan una respuesta anormal de lucha o huida.

Según los hallazgos de algunos investigadores, entre el 15% o el 20% de la población puede mostrar síntomas de misofonía, de hecho un estudio realizado por especialistas de la Universidad del Sur de Florida entre 483 estudiantes universitarios, demostró que uno de cada cinco reportaba síntomas de esta disfunción o trastorno, por no llamarle enfermedad ya que no lo es, aclara Rosenthal en la entrevista.

La misofonía no significa una mala reacción a todos los estímulos auditivos, sino más bien a una variedad de sonidos específicos que puede resultar irritantes. Esto podría incluir a alguien que mastica chicle o come con ruido excesivo, alguien haciendo clic en una lapicera o pegándole a la mesa con un lápiz.

En el último tiempo se destacó la inconformidad por los ruidos de los vecinos teniendo relaciones sexuales, aunque es natural que por un tema de espacio y hasta de materiales de construcción, sea algo que pueda pasar, por el hecho de vivir en un departamento o en lugares con paredes muy delgadas hay muchas personas que no lo soportan.

Ante la repetición del ruido, se produce un rechazo que se traduce en lucha o huida, pues la mente lo interpreta como tóxico o dañino. También los especialistas destacan, que en muchos casos, se asocia a la memoria y a ciertos recuerdos viscerales de personas cercanas.

Lectores: 2423

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: