Política
Peleas

Una nueva interna entre la CGT y el Gobierno nacional por una funcionaria que busca controlar las obras sociales

Tras la aparición de una funcionaria cercana al Gobierno nacional, la CGT puso el grito en el cielo y convocó a una cumbre con urgencia. (Dibujo: NOVA)

Tras la aparición de una funcionaria de Cristina Fernández de Kirchner, la CGT puso el grito en el cielo y convocó a una cumbre con urgencia.

El posible regreso de Liliana Beatriz Korenfeld a la Superintendencia de Servicios de Salud encendió todas las alarmas y, en la reunión de la CGT, se hablará del tema. Korenfeld es de plena confianza de Cristina Kirchner y ocupó ese cargo estratégico durante su Gobierno.

Los sindicalistas la recuerdan como la funcionaria que les pisó la transferencia de millones de pesos de las obras sociales, en el pico del enfrentamiento de Cristina con el sindicalismo, que nunca terminó de saldarse.

La cercanía de Korenfeld con Cristina es tal, que apenas asumió como vicepresidenta le encargó que audite la Dirección de Ayuda Social para el personal del Congreso de la Nación (DAS) y el convenio con Omint, la empresa de salud con la que Gabriela Michetti acordó que se les diera cobertura médica a los empleados del Congreso. Si la DAS pasará a la Cámara de Diputados, como se menciona en el Congreso, Korenfeld se quedaría sin su cargo y podría reemplazar en la Superintendencia a Eugenio Zanarini, quien autorizó el aumento a las prepagas que se publicó el 30 de diciembre en el Boletín Oficial y que en menos de veinticuatro horas fue derogado por orden presidencial. Aunque el recambio podría ocurrir incluso antes.

En la CGT creen que el desembarco de Korenfeld en la Superintendencia apuntaría a pisarles los fondos de las obras sociales, una de las cajas más importantes de los sindicatos, que son los históricos financistas del PJ. ¿Qué ocurrirá?

Lectores: 1818

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: