NOVA Salud
Revelador

¿Sabías que no es lo mismo el agua potable que el agua purificada?

Son muchos las ventajas que podemos tener al utilizar un adecuado purificador de agua.

El agua que sale de la canilla, la que consumimos habitualmente, cuenta con ciertos procesos previos de potabilización, que permiten que sea apta para consumo. Durante este proceso, el agua extraída es decantada eliminando así, sus impurezas y luego se la desinfecta con cloro y otras sustancias para eliminar posibles virus y microorganismos que puedan afectar la salud.

Aun así, es posible que luego de este tratamiento, el agua siga teniendo sustancias perjudiciales como: cloro, arsénico, aluminio y otros metales pesados que pueden afectar la salud de nuestro organismo. Para ello, un purificador de agua puede presentarse como una buena solución. Por todo lo dicho, es recomendable que se haga una purificación del agua que sale directo de nuestra canilla, eliminando así impurezas y restos de sustancias que anteriormente no pudieron ser filtradas, o en su defecto, que ingresaron en el trayecto hasta las cañerías, mejorando así su calidad.

Beneficios de purificar el agua

Son muchos las ventajas que podemos tener al utilizar un adecuado purificador de agua, no solo para nuestra salud. Te contamos algunos de ellos:

-Al purificar el agua que sale directo de nuestra canilla, es posible ahorrar dinero que utilizaríamos en la compra de bidones de agua mineral.

-Los purificadores son aliados del cuidado ambiental, no generan residuos, a comparación de los bidones o botellas que compraríamos que estas sí generan un problema ambiental.

-En la salud, como ya mencionamos, la calidad del agua es muy importante, ya que previene enfermedades y evita el deterioro de nuestro organismo.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir un purificador?

Para elegir el purificador de agua correcto, es importante que tengas en cuenta todos estos pasos que te mencionamos a continuación:

-Antes que nada, es muy importante, que primero sepas o investigues de dónde proviene el agua que llega a tu casa, ya sea si viene directa del río, pozo o lago y si no tiene un adecuado tratamiento previo y además debés conocer cualquier tipo de sustancias que se utilicen a la hora de la potabilización.

-Luego tenés que investigar sobre las tecnologías existentes en el mercado, ya sea tratamiento con carbón activado, ósmosis inversa, desinfección con UV o membranas de ultrafiltración, para poder elegir el que más te convenga.

-Una vez que elijas el purificador, tené en cuenta que debe estar aprobado por la ANMAT.

-No tengas en cuenta solo el precio del filtro, realiza un cálculo de los gastos a un plazo de unos 5 años, calculando el gasto en electricidad, de mantenimiento, gastos en la instalación del mismo, gastos de envíos si los pedís por internet, reparación de piezas o cualquier extra que puedas llegar a necesitar.

Esperamos que estos consejos te ayuden a encontrar el filtro ideal para tu hogar.

Podés conseguir purificadores en muchos lugares, como en Hidrolit, que tienen productos de fácil instalación y cuenta con certificación ANMAT para las tecnologías de filtración, brindándote la calidad y seguridad que necesitas. Y vos, ¿ya tenés tu purificador?

Lectores: 787

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: