Interior del país
Panorama político

El Frente de Todos en Río Negro esta a punto de romperse

Además del resultado de las últimas elecciones, se abrió un panorama bastante complicado para conducir al peronismo en la Provincia, pero también por el conflicto mapuche. (Dibujo: NOVA

Luego del 14 de noviembre, en el Frente de Todos rionegrino las cosas están bien caldeadas y se especula un futuro rompimiento y una división en el bloque dentro de la Legislatura que podría llegar a a darse, donde las facciones dentro de la alianza están a punto de explotar.

No solo es por haber salido terceros en las elecciones generales y no haber metido ningún diputado nacional con Congreso Nacional, sino que el problema viene de arrastre y de representación.

En clima de la incertidumbre es total, y el liderazgo político de los partidos que nuclean al Frente de Todos, saben que, si las cosas no están bien plasmadas y no hay acuerdos, cualquier movimiento puede posicionarse en la manera de liderar un extremo y llevarlo por ese lugar y llegar triunfar con la fragmentación, eso le paso hace muchos años a Juntos por el Cambio, tanto a nivel nacional como a nivel provincial entre el radicalismo y algunas facciones de centro-derecha.

Entre los 14 legisladores del Frente de Todos y otros 3 que pertenecen al Frente Renovador de Sergio Massa, están en total desventajas frente a los 28 de Juntos Somos Río Negro. Si de alguna manera se dividen en facciones, los 14 del FdT como lo hicieron los tres legisladores que se fueron al FR, el oficialismo tranquilamente podría empezar a incluir algunos de esos ediles que quedarán sueltos en el día de mañana y empezar a incluirlos en el JSRN, como así se hizo en otro plano político con los intendentes que hoy son parte de JSRN. De igual manera podría pasar en la Legislatura.

Hoy por hoy, todas las cartas en el juego las tiene el oficialismo y es una verdad absoluta, más que si el peronismo en Río Negro se encuentra en plena disputa y sumado a la fragmentación del radicalismo, JSRN está en plena formación y en camino a convertirse de igual manera en el próximo Movimiento Popular Neuquino.

La política en Río Negro está en plena disputa y los liderazgos políticos son la clave, aunque se sabe que la verdadera importancia es la territorialidad de cada dirigente que tracciona para ser relevante frente al panorama político de ahora en adelante. Uno de ellos quien lo lleva muy bien es Alberto Weretilneck y el legislador Facundo López.

Por otro lado, en el FdT hay un gran problema con las variadas acepciones que tienen distintos dirigentes políticos con el conflicto mapuche en la zona andina de la Provincia. En este caso, uno de los legisladores que se encuentra en plena discordia es el legislador Facundo Montecino, quien pertenece al partido Río que integra la amplia oposición dentro del peronismo.

Él es el hijo de la polémica ex senadora y titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Magdalena Odarda, quien presentó recursos de amparos judiciales para impedir que el Gobierno de Río Negro no avance contra los “asentamientos mapuches” que hay en distintos puntos del oeste rionegrino.

De esta manera, Montecino presentó distintos proyectos en la legislatura para cuidar a las comunidades y darle el “derecho”a distintas tribus, quienes piden los territorios como Bariloche y El Bolsón, donde propios y propias legisladoras no acompañaron a su compañero de bloque y eso fue el puntapié de la fragmentación del FdT.

Tal es así que trascendió, el legislador de Juntos por el Cambio Juan Martín, impulsó un proyecto que desde Río Negro se voté y luego se impulse al Congreso Nacional, la destitución de Magdalena Odarda del INAI, por lo que acompañarían algunos legisladores y legisladoras del Frente de Todos. Cuestión que Montecino amenazó con romper el bloque y sería la segunda vez en una que eso ocurre en el peronismo/kirchnerismo y algunas facciones aledañas en menos de dos años.

Si de esta manera llegará a ocurrir que el Frente de Todos se llegará aún más dividir en la Legislatura, sería la segunda vez, donde antes ocurrió con Nicolas Rochas quien era el apoderado del peronismo en Río Negro y se fue al Frente Renovador junto con Luis Abrieu y Alejandro Ramos Mejía.

Es un barajar y dar de nuevo para el peronismo provincial y todos piden la cabeza de Martín Soria y de Martín Doñate, pero por diferentes discrepancias, el Frente de Todos podría dejar de ser lo que en un principio fue.

Lectores: 621

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: