Interior del país
Celeste Dib

Salta: las post elecciones se cobraron su primera víctima y una funcionaria de Educación fue desplazada

El ministro de Educación de Salta, Matias Cánepa junto a la ex Secretaría de Gestión Educativa, Celeste Dib.

Matías Cánepa y la inacción bianual del Ministerio de Educación de Salta se cobraron a la primera víctima post elecciones. Aunque salió a dar la cara tras destaparse la ola de abusos y acoso sexual en distintos colegios de la provincia, a la ex secretaria de Gestión Educativa, mano derecha de “Monseñor”, no le alcanzó para sumar porotos a su favor y este viernes nombraron a su reemplazante.

Llamativamente, Cánepa sigue siendo sostenido por el Gobierno actual, a pesar de ser uno de los funcionarios más resistidos de esta gestión, sobre todo teniendo en cuenta el paro docente que se extendió por más de un mes, simplemente por su negatividad para recibir a los autoconvocados ya que tenía todo arreglado de antemano con los gremios, quienes trabajaron para él durante la campaña del 2019. Mientras en septiembre, a días de haber levantado la medida de fuerza se especuló con su salida, la realidad lo muestra como uno de los más firmes laderos actuales del gobernador.

Pero ese paro docente fue crucial para una relación interna dentro del ministerio. Mientras Celeste Dib empezó a asomar la cabeza por detrás del ministro, aunque sin la intención (tal vez) de quedarse con el puesto de Cánepa como ocurría en Seguridad con Cruz y Pulleiro; otra “profesora” empezó cuestionar los movimientos de la rubia conductora de TV. Analía Guardo, una funcionaria de extrema confianza del máximo mandatario y compañía, quien estuvo también en la gestión municipal de la Ciudad de Salta, tuvo varios cruces con su “superiora” y la pelea llegó a un extremo tal que, al cruzarse por los pasillos del Grand Bourg, ambas ni siquiera eran capaces de intercambiar el saludo.

Casualmente, en ese tiempo Celeste trató de ser una especie de mesías en un conflicto que amenazó la continuidad del propio Cánepa, cuando se hicieron visibles los casos de abuso sexual y acoso por parte de profesores en distintos colegios secundarios de la provincia de Salta, lo que derivó en manifestaciones, movilizaciones, escraches y denuncias contra distintos docentes, el apartamiento de varios de ellos, y la reubicación de otros en otras instituciones. Ciertamente, la intervención de Dib, aunque tarde, fue crucial para bajar los ánimos de las protestas que se extendieron por dos semanas, y luego cesaron totalmente.

Igualmente, y a pesar de los esfuerzos, todo fue en vano ya que este viernes el gobernador designó y puso en funciones a la nueva Secretaria de Gestión Educativa, Adriana Saravia Navamuel, quien será la reemplazante de Celeste Dib hasta el fin de este primer mandato de Gustavo Sáenz. De su salida, poco y nada se habló. Todos lo sabían, y lo esperaban. Todos menos ella, claramente.

Lectores: 899

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: