Interior del país
Sin fueros

Tucumán: Alperovich, ex socio político de Manzur y Jaldo, deberá afrontar una denuncia por abuso sexual

La denuncia contra el ex gobernador de Tucumán se realizó el 22 de noviembre de 2019. (Dibujo: NOVA)

En junio, el Senado había aprobado una extensión de la licencia al legislador del Frente de Todos, José Alperovich, que había pedido en 2019 para dedicarse a armar su defensa en el juicio en su contra. El próximo viernes 10 de diciembre, el senador nacional tucumano, se quedará sin fueros parlamentarios y deberá enfrentar la denuncia por abuso sexual realizada hace casi dos años, por su sobrina segunda y ex asesora.

Es importante recordar que a principios de noviembre, Alperovich fue internado en terapia intensiva en el Sanatorio 9 de Julio de la capital tucumana, tras sufrir un desmayo y fiebre. El tres veces gobernador de Tucumán, reapareció públicamente el día de las elecciones generales del 14 de noviembre para emitir su voto. “Cumplí con mi derecho y mi deber, la democracia es un pilar que sostiene y construye nuestro país. Que sea una gran jornada para todos”, escribió en su cuenta oficial de Twitter.

La denuncia de la sobrina

La denuncia contra el ex gobernador de Tucumán la realizó el 22 de noviembre de 2019. Allí, la mujer lo acusó por siete hechos, dos de ellos habrían tenido lugar en la provincia del norte argentino, mientras que por los otros cinco comenzó un proceso paralelo en la Ciudad de Buenos Aires.

La víctima del presunto abuso publicó hace un año una carta donde le exige celeridad a la Justicia: “Ha pasado un año, sigo esperando día a día respuestas, investigaciones serias, medidas, justicia. Y mientras, miro a mi alrededor y advierto que ni el horror que me tocó vivir, ni los infiernos que atraviesan miles de mujeres y niñas, son suficientes para que traten las causas con la responsabilidad y debida diligencia que merecen. Me alerta y me asusta, porque nos están matando”.

Luego, detalló: “Denuncié penalmente a José Alperovich por hechos de violencia sexual, física y psicológica contra mi persona, ocurridos tanto en Buenos Aires como en Tucumán, desde diciembre de 2017 hasta mayo de 2019. Actualmente mi causa aún no tiene definida su competencia, cabe aclarar que las denuncias son distintas, por eso su asentamiento en cada jurisdicción según corresponda”.

Y agregó: “En ese marco, asistí a dos instancias de ratificación en las que declaré 4 horas ante la fiscal Reuter y el juez Maggio en Tucumán, y 5 horas en Buenos Aires ante el juez Rappa. Seguido a ello, me puse a entera disposición de la Justicia para avanzar según me requieran”, reza parte de la carta.

El ocaso del Aperovichismo

La marginación de Alperovich, el ascenso de Juan Manzur, actual jefe de Gobierno de la Nación, y el liderazgo del gobernador interino, Osvaldo Jaldo, es la fotografía del peronismo del último tiempo, convertido desde hace 5 años en un poder dominante dentro del mapa tucumano.

Si bien el “alperovichismo” entró en una fase de decadencia, la denuncia contra el senador no la desencadenó y, en todo caso, agudizó su ocaso. La dirigencia del PJ lo entiende como una fase de organización según la detentación del poder. Los alperovichistas de ayer, son los manzuristas o los seguidores de Jaldo hoy.

Lectores: 439

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: