Interior del país
La madre de la víctima rompió el silencio

Chaco: denuncian caso de abuso en un círculo familiar íntimo sin respuestas de la Justicia

Natalia Barbona relató el espanto que vive desde el 3 de mayo, cuando su hija le confesó haber sido abusada por su tío, Gabriel Barbona, que convivía con ellas. (Foto: NOVA)

Este miércoles, NOVA tomó conocimiento de un nuevo caso de abuso en la capital chaqueña, sin respuesta judicial hasta el momento. Natalia Barbona relató el espanto que vive desde el 3 de mayo del presente año, cuando su hija le confesó haber sido abusada por su tío, hermano menor de Natalia, Gabriel Barbona, que convivía con ellas.

En un rapto de confusión, dolor y furia, Natalia trató de explicarle a su hija la magnitud de lo que le había ocurrido en camino a la comisaría para radicar la denuncia, para luego llegarse al Hospital Pediátrico para constatar el estado de salud de la menor y finalmente dirigirse a las oficinas del 102, situadas en avenida Sarmiento 1670, de la capital chaqueña. Tras este maratónico recorrido, y durante el mes de mayo, hicieron esfuerzos titánicos para contener y resguardar a la menor. Ante eso, Natalia contó que “de todas las puertas que golpearon pidiendo asistencia para su hija, solo recibieron indiferencia”.

La denuncia que se generó el 3 de mayo, recién dio lugar a una Cámara Gessell el pasado 5 de agosto, que finalmente no se llevó a cabo, porque la Fiscalía 5 que lleva el caso, estaba sin fiscal asignado y los fiscales subrogantes, por motivos de agenda propia, cancelaron la instancia. La reprogramación de la misma fue para el 16 de septiembre, que también por cuestiones de "agenda", fue cancelada con 24 horas de anticipación.

Lo cierto es que, una Cámara Gessel es una instancia donde, en este caso, la niña abusada debe contar con lujo de detalles lo que le sucedió: cómo, cuándo, y cuantas veces. Es una agonía para la familia estar esperando esta instancia y que en dos oportunidades se cancele. Natalia Barbona tuvo que recurrir al Procurador Jorge Canteros para que la escuchen y tomen en cuenta.

Allí, el 22 de septiembre fue señalada la realización, por fin, de la instancia de Cámara Gessell. Natalia y su hija creían fervientemente que allí se acabaría todo el peregrinar, pero no fue así. Lógicamente, Natalia cayó en un pozo depresivo y lucha titánicamente para levantarse todos los días para continuar la vida, esa que fue cercenada por su hermano cuando abusó de la niña.

Natalia sostuvo: "Hoy debería estar festejando la meta de recibirme de maestra, pero tuve que aprender de leyes, de cómo contener a mi hija, no dejar que me venza la depresión, de derechos de los niños para que tristemente mi hija sea un número más en la larga lista que seguirá incrementándose, ya que la indiferencia de la Justicia obliga, por ejemplo, a convivir víctima y agresor, con un abusador que sigue suelto cursando su vida con normalidad”.

A lo que agregó: “¿Quién protege a las víctimas?”. Natalia se desvela y, si bien tanto ella como las hijas, están bajo tratamiento psicológico, teme por su vida y la de las niñas, ya que acercándose a la prensa fue la única manera que pudo darle algo de impulso a la causa”.

Finalmente, enfatizó: “No es justo que de la Justicia haya recibido la respuesta: ´Tenes suerte que tu hija este viva y sólo la haya abusado´, o sea, según ellos hay que agradecerle a Gabriel Barbona que no la haya matado”. Ante eso, Natalia recurrió a NOVA para pedir justicia en la causa que lleva como número de expediente 15832/2021-1.

Lectores: 1513

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: