El columnista invitado
Puntos de vista

El 19 de noviembre de 2006 fallece Saúl Ubaldini

En los 90 fue uno de los fundadores del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) agrupamiento sindical que se opuso a las políticas liberales de la década.

Por Alberto Aispuru, ex concejal justicialista de La Plata, dirigente del peronismo histórico

Ese día, víctima de cáncer de pulmón, a causa del cigarrillo, nos dejó un gran dirigente sindical y gran peronista.

Había nacido en Mataderos (barrio peronista como pocos), hijo de un obrero de la carne y una costurera, tuvo una adolescencia y juventud barrial típica, él la definía así: "tomar buen vino, jugar chinchón con mis amigos, ver ganar a Huracán y escuchar las viejas cintas del General Perón son mis máximos placeres" contaría varios años después en su biografía personal.

Tuvo sus ´primeros trabajos, cadete y como obrero en el frigorífico "Lisandro de la Torre" donde participó de la toma del mismo, hasta que aterrizó en la Compañía Argentina de Levaduras y allí ingresó al mundo de los cerveceros, comenzando su carrera gremial como delegado.

En 1972, es elegido Secretario General de la Federación Obrera Cervecera. Sus intervenciones más notorias llegarían en 1979, cuando integra el núcleo sindical de los “los 25 " grupo gremial opositor a la entonces dictadura,.

Apadrinado por Lorenzo Miguel en la división de la central obrera, entre la dialoguista Azopardo (Triaca) y la combativa Brasil, Ubaldini opta por la segunda.

Ya como titular de la CGT Brasil organizó el primer paro general contra la dictadura el 27 de Abril de 1979 pese a las amenazas del gobierno.

Luego organizaría una de las primeras manifestaciones públicas opositoras, que nacía en la Iglesia de San Cayetano en Liniers.

Allí se escuchó por primera vez la consigna "Paz, Pan y Trabajo" aún vigente, después se realiza la histórica movilización del 30 de Marzo de 1982 a Plaza de Mayo, donde se sufrió una gran represión con numerosos heridos y detenidos, dos días antes del desembarco en Malvinas.

En la década del 80 recuperada la democracia se opuso firmemente a las reformas laborales que se pretendió implementar, fue famosa su frase ante una crítica "llorar es un sentimiento, mentir es un pecado".

En los 90 fue uno de los fundadores del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) agrupamiento sindical que se opuso a las políticas liberales de la década.

Como dice el dicho popular, "murió con lo puesto". Fue el último ejemplo que nos dejó.

Gracias "Saúl Querido”....

Lectores: 702

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: