Cómics e Historietas
Figurita difícil

"Invasiones. Río de la Plata, 1806-1807 (Ferrari - Szilágyi)"

Tapa de la obra y página correspondiente a la primera invasión inglesa a Buenos Aires.

Por Ariel Avilez (*), especial para NOVA

No es noticia: desde hace décadas, y principalmente debido a la desaparición de la industria local de historietas, muchos de nuestros guionistas y dibujantes vienen copando el mercado extranjero de historietas... Lastimosamente, gran parte de ese material no llega a nuestro país; de hecho, la enorme mayoría no está en nuestro idioma.

No obstante eso -y no sin dificultad-, de tanto en tanto y de inconfesables modos, llegan hasta nuestras manos libros y revistas en castellano de autores locales que no conocen edición argentina, auténticas figuritas difíciles de conseguir, pero merecedoras del esfuerzo de hacerlo. Mitad para informar a editores y lectores, mitad para darles algo de envidia y despertarles el interés, reseñaremos cuando corresponda las publicaciones que consideremos más destacables.

“Invasiones. Río de la Plata, 1806-1807” es nuestro primer título. Un hermoso álbum de 27 x 20 centímetros, 64 páginas, papel satinado, a todo color y tapas duras, gentileza de Cascaborra Ediciones, de España; el volumen 32 de la Colección Historia de España en Viñetas. Y lo importante, los autores: Ricardo Ferrari en los guiones, Frank Szilágyi en los dibujos y en el color. Así es señores, estamos hablando de la célebre dupla creadora de historietas de culto como La Sabana o los episodios finales de la serie Dax, creada por Robin Wood y Rubén Marchionne.

Acerca de esta obra y de la colección dentro de la cual se publica, hace poco más de un año nos contaba Szilágyi: “Lo que se cuenta en la colección es la epopeya de España desde el punto de vista histórico, un paseo por todos los lugares en los que a España le haya ido más o menos bien o donde haya algo digno de mencionar para España. Ricardo, como no es ningún tonto, escribió una historia donde el protagonista es un soldado español al que un oficial, a modo de venganza, lo destina `al fin del mundo´, cosa que para España era Buenos Aires; entonces se ve todo el asunto de las Invasiones a través de los ojos de este soldado español. Por un lado, se cumple con lo que espera la editorial, y al mismo tiempo plantea la idea de que esas invasiones sirven para que se tome conciencia acá en el Río de la Plata de que no se necesita depender de España; eso es lo que logró deslizar Ricardo, y medio que el editor no quería, pero lo deslizó igual. Y Ricardo lo escribió en cuatro días, tras tomarse cuatro o cinco para documentarse: el editor español no lo podía creer...”.

Lo increíble también es el resultado: si bien Ferrari tiene experiencia en la materia -años escribiendo historietas de 96 páginas de Dago-, nada de eso fue editado jamás en castellano, así que aquí en el país no es mucho -por no decir nada- lo que se conoce de él como guionista de historias de largo aliento. Esta novelita gráfica es una inmejorable presentación: Ferrari no sucumbe a la tentación de aburrir narrando más o menos episódicamente los sucesos de la invasión inglesa a Buenos Aires, la reconquista y la resistencia; cuenta la historia de Alejo, joven e insustancial militar español que, llegado al Río de la Plata, encuentra su lugar en el mundo, su razón de ser y -una constante en las historias de Ferrari- una posibilidad de redención; y la historia de Alejo es, al mismo tiempo, una metáfora de la historia de los habitantes de este rincón del nuevo continente. La coyuntura histórica de desliza con naturalidad en los diálogos, en los comentarios al pasar; a lo Arturo Pérez-Reverte, si se quiere.

En el apartado gráfico, Szilágyi deja la vida: a su siempre reconocido talento narrativo, a la belleza característica de su personal trazo, le suma un cuidadísimo laburo de documentación potenciado por un color que suma y realza, obra del dibujante con la colaboración de Mónica Constanzo.

Cierra el libro un ameno texto de contextualización histórica, obra del profesor gallego Luis Gorrochategui.

El coleccionista de historietas es un buscador compulsivo de santos griales; que ningún fan de la dupla dude en emprender su cruzada personal para conseguir este librazo.

(*) Redactor especializado en cómics.

Lectores: 880

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: