Gastronomía
Saludable

El yogurt griego Greek, hecho de manera artesanal

El yogurt griego Greek es un yogurt hecho de manera artesanal con leche descremada, probióticos, sin aditivos químicos y sin azúcar, tiene una textura muy suave, espeso lo que hace que llegue a tener consistencia de helado.

El yogurt griego Greek se realiza de manera artesanal con leche descremada, probióticos, sin aditivos químicos y sin azúcar, tiene una textura muy suave, espeso lo que hace que llegue a tener consistencia de helado.

En diálogo con NOVA, Mónica Oliveros, dueña del local donde se vende el yogurt griego Greek, comentó que “puede ser utilizado tanto para postres como para salsas, ensaladas o algún platillo salado. Su duración es de 8 días en la heladera y 3 meses en el freezer, por lo que le da una vida útil muy larga”.

“El yogurt griego tiene una particularidad que es bajo en lactosa ya que se le destila casi totalmente el suero que contiene la leche, quedando así la proteína concentrada en él. Es usado prácticamente para personas que quieren mantener su físico en forma, para descenso de peso o para la salud digestiva pues ayuda a personas con estreñimiento”, destacó.

En este sentido, puntualizó en que la idea de hacer este yogurt en un principio era hacerlo “para mí pues estaba en la búsqueda de un postre que no engordara tanto ya que desde que llegué a Buenos Aires me estaba comiendo prácticamente todo lo que tuviera azúcar y había aumentado unos kilitos que no me tenían muy contenta, así que necesitaba algo que saciará mi hambre y además que no infle como un globo mi panza, pues se me inflamaba después de consumir algún lácteo”.

“Bueno empecé a indagar y conseguí todos los beneficios de este yogurt así que manos a la obra, hice el primer intento con la unión de varias recetas hasta que conseguí la consistencia adecuada y perfecta para mi gusto”, dijo.

Por si fuera poco, contó que “después de consumirlo por 1 mes me di cuenta de todos los beneficios que me traía consumirlo, así que lo recomendé a un amigo, diciéndole que lo estaba vendiendo, pero la realidad era que no conseguía mucho en el mercado de este yogurt griego artesanal y pensé que podía ser un buen negocio, además de ayudar a personas que tuvieran el mismo problema que yo”.

De este modo, Mónica Oliveros resaltó que “así fue como el yogurt griego Greek se ha expandido en los hogares de la capital de Buenos Aires de boca en boca, mi amigo me compro, lo recomendó y así no he parado de vender, pero todo no queda ahí. También hay un yogurt hecho para veganos pues está hecho a base de puras almendras y probióticos, tenemos para los dos públicos, el yogurt griego es muy versátil a la hora de consumirlo probablemente saque más productos”.

Lectores: 562

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: