Economía y Empresas
Cuentas al rojo vivo

El Banco Central perdió 100 millones de dólares y vuelve a endurecer el cepo para evitar la hiperinflación

Ya son 200 millones en menos de un mes y se espera un salto monetario para luego de las elecciones generales. (Dibujo: NOVA)

Cada vez hay más presión sobre el tipo de cambio en todos los mercados de referencia. Solamente que el Banco Central se vio obligado a vender un total de 100 millones de dólares, con el fin de contener la devaluación.

La autoridad monetaria arrancó el mes de octubre con una situación delicada y ya perdió más de 200 millones de dólares desde entonces. La acumulación de reservas internacionales parece haber finalizado de forma definitiva al término del mes de agosto.

El oficialismo sigue apostando a una paz cambiaria artificial hasta tanto haya finalizado el proceso electoral, buscando remontar un histórico fracaso en las urnas. Aún así, los mercados descuentan una aceleración en el ritmo de devaluación oficial para noviembre.

Pero aún con la urgencia electoral, el Gobierno no logró completar su propia meta de "administrar" la caída de reservas internacionales hasta la finalización de las elecciones. En consecuencia, el Banco Central resolvió endurecer las restricciones cambiarias otra vez.

A partir de la resolución A.7069, el BCRA estableció nuevos límites para la cantidad semanal de operaciones en el dólar MEP (el dólar bursátil). Las nuevas regulaciones fijan un tope máximo por 50 mil nominales semanales para la venta de valores negociables denominados en dólares y emitidos bajo ley argentina, con liquidación en moneda extranjera.

Por otra parte, la autoridad monetaria resolvió que solo se podrán realizar nuevas operaciones de compra-venta de títulos valores por PPT (es decir, por pantalla) si no se registraron operaciones de esta índole en un período de 30 días, de lo contrario se deberá esperar 30 días para volver a operar. Lo mismo ocurre para la transferencia de activos.

Todo esto supone en la práctica un límite de 18 mil dólares semanales para la compra de dólar MEP a través del bono AL30, e imponiendo un retraso por un mes para la realización de las operaciones con los dólares de este segmento cambiario. Por ahora, las medidas evitaron afectar a los bonos bajo ley extranjera.

Naturalmente, al restringir cada vez más operaciones, se espera un nuevo salto en las paridades alternativas. En particular, el llamado dólar Senebi podría experimentar una fuerte presión alcista, junto con el propio dólar paralelo.

Las importaciones también se verán afectadas por las resoluciones. El Banco Central determinó más frenos y regulaciones sobre el pago anticipado de importaciones, con el fin de evitar la sangría de reservas y detener artificialmente una devaluación que parece cada vez más incontenible.

Las restricciones sobre el anticipo de importaciones estarán vigentes, al menos en teoría, hasta el próximo 31 de octubre.

Lectores: 700

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: