Gastronomía
Especial para el fin de semana

Una rica propuesta salada: Pollo a la partisana

Este plato, como la mayoría de los platos italianos va acompañado de un buen vino, en este caso tiene que ser con un buen vino blanco.

Por Walter Lösch, especial para NOVA

¿Quieres probar uno de los platos típicos de la comida italiana? Te invito a probar este “Pollo alla parmigiana”, te muestro como prepararlo, fácil y rápido.

Es un plato que consiste en pechuga de pollo empanizada, cubierta con salsa de tomate y queso mozzarella, parmesano. También se le puede agregar una lonja de jamón o tocino. El pollo parmesano o partisano se incluye como base de varias comidas diferentes en la gastronomía mundial

Ingredientes:

-Huevo

-Harina

-Sal

-Pan rallado

-Queso rallado 4 quesos

-Queso parmesano

-Aceite de oliva

-Salsa de tomate frito

-4 filetes grandes de pechuga de pollo (1 por persona)

-Romero a gusto

-Hiervas provenzales.

Preparación:

1-Mezclar el pan con el queso y las especias

¿Comenzamos?

Pongo en un bol el pan rallado junto al queso parmesano rallado. La proporción es el doble (en gramos) de pan rallado que de parmesano. Coloco para darle un toque de sabor un poquito de romero picado, unas hierbas provenzales y una pizca de sal. Remuevo bien para que todo quede bien mezclado.

2- En una fuente para horno colocamos la salsa de tomate con un chorro de aceite de oliva si no tenes, coloca un poco de manteca y separa para colocar las pechugas fritas.

3- Proceso de empanar y freír los filetes de pechuga

Empano los filetes, previamente sazonados, pasándolos por harina, huevo y la mezcla de pan rallado y queso, y los frio en abundante aceite. Según se vayan haciendo, los coloco en la fuente que previamente escogí para hornear y en la que previamente puse la salsa de tomate frito cubriendo el fondo.

4- Colocar los filetes en una bandeja con tomate y queso

Una vez hayamos hecho todos los filetes de pollo y estén puestas en la fuente, colocamos bien sobre ellos queso rallado "4 quesos" por encima. Encendemos el horno a 190 grados con el calor arriba y abajo sin ventilador.

5- Gratinar el queso y a comer este rico plato de la cocina italiana

Cuando esté el horno caliente, metemos la bandeja de pollo a la parmesana, que estará haciéndose hasta que el queso esté fundido y dorado. Luego solo hay que sentarse a comer y disfrutar de esta delicia.

Tips:

Este plato, como la mayoría de los platos italianos va acompañado de un buen vino, en este caso tiene que ser con un buen vino blanco. Un Chardonnay, por sus aromas cítricos, escogeríamos un Chardonnay joven, porque buscamos frescura y adecuada acidez.

Por si no sabías, las aves son acompañadas, la mayoría de las veces con vinos blancos para amenizar los sabores.

Hasta la próxima receta.

Lectores: 813

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: