Política
Figura polémica

El último recurso: ¿por qué llegó Aníbal al Ministerio de Seguridad?

La figura de Aníbal Fernández apareció repentinamente en el Gobierno nacional. (Dibujo: NOVA)

Muchos se preguntan cuáles fueron las razones de la designación de Aníbal Fernández en el Ministerio de Seguridad cuando nadie lo esperaba. De hecho, y más allá del diálogo fluido que existe entre ambos, Alberto Fernández no tenía interés alguno en incluirlo en su gabinete. Pero, tal como sentencia el refrán popular, “la ocasión hizo al ladrón”, y así Aníbal se quedó con el Ministerio luego de la gravísima derrota de las PASO.

Desde las proximidades de Alberto se admite en off que “Aníbal no aparecía en los planes iniciales, pero hubo que recurrir a él a último momento para un cargo estratégico que estaba generando mucha disputa entre la Casa Rosada y el Instituto Patria”.

Pero tras las PASO, la salida Sabina Frederic estaba sentenciada. Alberto quería reincorporar en su gabinete a Agustín Rossi, de quien tiene una excelente opinión y cuya actuación en el Ministerio de Defensa valora sobremanera. Pero su rebeldía al presentarse a competir en contra de la lista oficial no fue perdonada por el gobernador Omar Perotti ni por Cristina Fernández, que pusieron bolilla negra a su reincorporación.

De este modo, Alberto, que quería al “Chivo” como jefe de Gabinete o, al menos, como ministro de Seguridad, vio otra vez frustrados sus planes. Agustín Rossi planteaba un problema traumático para Perotti, no sólo por tratarse de su competidor en Santa Fe, sino además porque no podía aceptar que el refuerzo de la seguridad en una provincia en llamas por el narcotráfico y las relaciones estrechas entre traficantes, políticos, Justicia, fuerzas de seguridad y empresarios, quedara en manos de su contrincante.

Más rápido que volando Perotti se comunicó con Cristina, quien sin perder un segundo le impuso el veto de Rossi a Alberto Fernández. Con Frederic afuera, había que conseguir un reemplazo, y el único que ya había desempeñado esa función y conoce al dedillo la interna de Seguridad era Aníbal.

Casi por casualidad, entonces, el hasta entonces interventor en YCF quedó convertido en el nuevo ministro del área. Apenas algunas horas después de que hubiera ido a ofrecer sus servicios, sin éxito, a la Casa Rosada.

Aníbal podría certificar la validez de ese otro dicho popular que asegura que “más vale llegar a tiempo que ser invitado”.

Lectores: 612

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: