NOVA Show
Charly García

El jefe del rock argentino cumple 70 años

Charly García festeja este sábado sus 70 años.
En sus comienzos por 1971 con Sui Generis.
En sus comienzos por 1971 con Sui Generis.
Como parte de la gran banda Serú Girán.
Como parte de la gran banda Serú Girán.
Charly junto a Soda Stereo en 1987, el año del éxito latinoamericano.
Charly junto a Soda Stereo en 1987, el año del éxito latinoamericano.

Por Mario “Sodita” Sardén, especial para NOVA

El jefe del rock nacional llegó a los 70 años. Puede ser sorpresa, inimaginable fundamentalmente por ciertos desencuentros que lo acercaron al precipicio, pero nada más. Siempre supo salir y seguir adelante.

Nacido el 23 de octubre de 1951 en Capital Federal en el barrio de Caballito, Charly García ha obtenido popularidad no sólo como el principal iniciador de un quiebre en el rock nacional de los años 70 que continúa hasta el presente, mostrando obras maestras con una fuerte inserción en lo social, con toques de lo profundo del amor con sus subas y bajas y una gran crónica de los tiempos oscuros de la historia del país, todo junto alimenta su gran obra artística.

Desde sus comienzos apostó por revolucionar y “abrir cabezas”, conciencias que se encontraban dormidas, aprisionadas y decidió junto a Nito Mestre conformar en 1970 uno de los grupos más importantes de la fauna rockera como Sui Generis que debutó con su primer disco “Vida” en 1972 y un año después con el segundo trabajo discográfico “Confesiones de Invierno” se consolidaron en el ámbito nacional.

El paso siguiente fue “Pequeñas Anécdotas sobre las Instituciones” y un cierre con una despedida del grupo en 1975 con un show en el Luna Park ante 25 mil personas que plantó un precedente histórico en el rock argentino.

El año 1976 lo puso al frente de La Máquina de Hacer Pájaros con un toque progresivo con dos álbumes editados y la partida a finales de 1977 hacia Brasil, escapando de los momentos represivos existentes en la Argentina. Se instaló en Buzios junto a su amigo, David Lebón, donde crearon nuevas composiciones con la decisión de conformar una nueva banda.

Al retornar a Buenos Aires, sumaron a un bajista talentoso de 19 años, llamado Pedro Aznar, además de su antiguo compañero de La Máquina, el baterista Oscar Moro. La banda estaba integrada por Charly (voz, teclados), David Lebón (voz, guitarras), Pedro Aznar (bajo, voz), y Oscar Moro (batería). Charly y David eran los compositores principales.

El genio creador ya contaba con una banda completa que la bautizó Serú Girán con la cual editó el disco debut en 1978 del mismo nombre y que inmediatamente partió neuronas, con un sonido distinto a todo lo que se escuchaba y con una radiografía clara de la realidad de los benditos habitantes de este país. La situación fue en crecimiento con su segundo disco “La Grasa de las Capitales” cuya portada era una parodia de la revista Gente. El público le dio al álbum una recepción entusiasta. Después llegó “Bicicleta” en 1980 y “Peperina” en 1981.

En enero de 1981, Aznar ya había sido convocado por el guitarrista estadounidense Pat Metheny para incorporarse a su banda, un hecho que marcaría el final de Serú.

El 5 y 6 de marzo de 1982 se hicieron dos conciertos para despedir a Pedro Aznar. Los recitales fueron grabados y el resultado fue el quinto disco de la banda "No llores por mí, Argentina". A partir de ese instante, García le daría lugar a su carrera solista, cuyo debut discográfico fue con la banda sonora de “Pubis angelical”, película de Raúl de la Torre.

El material salió ese año editado en un álbum doble junto a "Yendo de la cama al living" y consiguió los primeros grandes temas como “Yo no quiero volverme tan loco” e “Inconsciente colectivo”.

Posteriormente su rica discografía mostraría los discos “Clics Modernos” (1983), “Piano Bar” (1984); “Parte de la Religión” (1987), “Como conseguir chicas” (1989); “Filosofía Barata Y Zapatos de Goma” (1990), “La Hija de la Lágrima” (1994), “Say no More” (1996), “El Aguante” (1998), “Influencia” (2002), “Rock and Roll Yo” (2003), “Kill Gil” (2010) y “Random” (2017).

No hay que olvidar sus grandes canciones a lo largo de sus 51 años de carrera como “Canción para mi Muerte”, “Aprendizaje”, “Seminare”, “Encuentro con el Diablo”, “Viernes 3 AM”, “Cuánto tiempo más llevará”, “Yendo de la cama al living”, “Demoliendo Hoteles”, “Cerca de la Revolución”, “Nos siguen pegando abajo”, “Los Dinosaurios”, “Hablando a tu Corazón”, “Pasajera en Trance”, “Parte de la Religión”, “Buscando un Símbolo de Paz”, “No voy en Tren”, “No Toquen”, “Funky”, “La Ruta del Tentempié”, “Filosofía Barata y Zapatos de Goma” y “El amor espera”, entre las principales.

No hay dudas de que García ha tenido una prolífica carrera y ha puesto su sentido común en cada composición sobre las realidades generacionales, no tan sólo para la Argentina sino también para Latinoamérica, expandiendo su talento y su paso adelante cuando hay que decirle algo a la sociedad para sacarla de situaciones tormentosas, además de buscar su despertar.

Lectores: 1123

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: