Ciudad de Buenos Aires
Acusación a los medios

Sata: El chango viola y la culpa es de la prensa

Tras confirmarse la sentencia contra el joven Lautaro Teruel, hijo de Mario Teruel, conocido por ser uno de los fundadores de Los Nocheros, otra de las hijas del cantante, quien también tiene su banda folclórica, culpó a los medios de comunicación.
Jimena Teruel, en notable crisis nerviosa tras haber escuchado la condena a su hermano, quien abusó de niñas y una joven años atrás, se retiró de la Sala de Grandes Juicios profiriendo gritos y acusaciones vacías a los trabajadores de prensa.
Jimena Teruel, en notable crisis nerviosa tras haber escuchado la condena a su hermano, quien abusó de niñas y una joven años atrás, se retiró de la Sala de Grandes Juicios profiriendo gritos y acusaciones vacías a los trabajadores de prensa.

La familia Teruel deberá repensar la forma en la que ven lo que ocurre a su alrededor y centrar las miradas, y críticas, puertas adentro. Tras confirmarse la sentencia contra el joven Lautaro Teruel, hijo de Mario Teruel, conocido por ser uno de los fundadores de Los Nocheros, otra de las hijas del cantante, quien también tiene su banda folclórica, culpó a los medios de comunicación de la decisión que tomó el tribunal cerca del mediodía del lunes.

Jimena Teruel, cantante de la banda “Son Ellas”, en notable crisis nerviosa tras haber escuchado la condena a su hermano, quien abusó de niñas y una joven años atrás, se retiró de la Sala de Grandes Juicios profiriendo gritos y acusaciones vacías a los trabajadores de prensa que estaban a la espera de la resolución. “Los jueces no se bancan la prensa, por eso es este fallo. Gracias a ustedes, a todos los que están acá” agradeció irónicamente la hermana de Lautaro, mientras se bajaba peligrosamente el barbijo para que las cámaras en el lugar captaran cada uno de sus gestos, sobre todo teniendo en cuenta que la pandemia no finalizó, estaban en un lugar semicerrado y que su familia fue protagonista de declaraciones polémicas en contra de las vacunas contra la covid-19.

Además de la cantante, otro hombre profirió algún descargo en contra de los trabajadores de la comunicación que simplemente cumplían con su labor en Ciudad Judicial, aunque a éste no se llega a notar qué es lo que dice ya que era contenido por otra mujer para que se retiraran del lugar, mientras Álvaro Teruel, integrante del grupo fundado por su padre, hacía lo mismo con la integrante de Son Ellas.

Quien no estuvo presente ayer en la última audiencia del juicio, fue Mario Teruel, padre del acusado. Fuentes que actuaron muy de cerca en el caso que terminó con Lautaro condenado, aseguraron que la Justicia analiza nuevamente cada una de las palabras que esgrimió el Nochero durante su declaración en las primeras jornadas del proceso oral. Resulta ser que, todo indicaría que habrían intentado desviar la causa haciendo pasar al acusado como menor de edad al momento de cometer los abusos por los cuales fue condenado, y por otro que se tramitaría ante un juzgado de menores.

Incluso, el tenor de la investigación podría recrudecerse en las próximas semanas si se comprueba que el compositor musical, a sabiendas de lo que realmente ocurrió con su hijo, intentó entorpecer el proceder de la justicia a través de falsos testimonios vertidos en pleno juicio, por lo que no se descarta el armado de una causa en contra del cantante popular.

Tal vez los Teruel deberían de mirar un poco más puertas adentro de sus hogares antes de culpar al exterior de lo que les ocurre. Lo de Lautaro fue solamente uno de los escándalos que sacudió a esta familia. Años atrás, y al poco tiempo de salir a la luz los abusos, se allanó la vivienda de Mario en donde se secuestró una gran cantidad de plantas de marihuana, él siguió en libertad mientras un hijo de vecino permanece meses enteros y con un armado de causa por estupefacientes. Tampoco hay que olvidarse del otro gran Teruel, Kike, hermano de Mario y cuyo hijo estuvo sindicado como abusador de una joven influencer y modelo salteña y, más cercano en el tiempo, por agredir salvajemente a un vecino en una fiesta clandestina organizada en su casa del barrio residencial Tres Cerritos de la capital salteña.

Lectores: 287

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: