Política
Sin reelección

¿Tirará la toalla? AF se cansó de Cristina y afirma que quiere retirarse a la vida familiar

El amigo cercano del Presidente señaló además, que está cansado de las “mezquindades”, la falta de compromiso con la gestión y la vocación histriónica de Cristina. (Dibujo: NOVA)

“El Presidente se cansó de las presiones”, -dejó trascender uno de sus afectos más cercanos. “No piensa presentarse a una reelección, quiere terminar lo mejor posible su mandato y recuperar todo lo que la Argentina le quitó”, agregaron.

“Todo lo que la Argentina le quitó” lo dijo sin sonrojarse. ¿Qué tendría que reclamarle la Argentina a su ciclotímica gestión? Las Naciones, hasta donde se conoce, son mudas, hasta que el pueblo decide hacerse escuchar. Alberto Fernández de mudo no tiene nada. Para desgracia de todos.

El amigo cercano del Presidente señaló además, que está cansado de las “mezquindades”, la falta de compromiso con la gestión y la vocación histriónica de la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Este es mi primer y único mandato, si todo sale bien, me voy a disfrutar de mi familia”, afirmó días atrás en ese entorno tan poco confiable que le rodea, y que por ejemplo, filtró la foto del Olivosgate. Un error más, y van…

Dentro del propio gobierno, Alberto está para el cachetazo, sobre todo después de las PASO. Ahora que apareció el “SI” como consigna articuladora de la campaña, se bromea en off: "Sólo falta ´se puede´ y estamos todos."

“Sólo una victoria lo reposicionaría”, -concluyó el comunicativo amigo. “Así y todo, no quiere seguir bajo las tensiones, presiones y agachadas con las que convivió durante estos dos años”. Pero incluso los dirigentes más cercanos a Alberto desconfían de que incluso una victoria pudiera reposicionarlo.

Y es que el Presidente ya tiene su caracterización: es el padre de la derrota, en caso de que el resultado se revierta saldrá a la luz una nueva disputa por el crédito. La eventual remontada electoral sería el producto de la carta de Cristina, de la intervención del Gabinete, de haberle puesto límites a Martín Guzmán.

En síntesis: si el Frente de Todos disminuye la diferencia electoral o consigue dar vuelta la elección, tanto oficialismo como oposición tendrán en claro que ese cambio se produjo a pesar o al margen de Alberto Fernández. Es que el presidente ha hecho tantos deméritos para devaluar su autoridad, que es difícil encontrar en la Argentina a alguien que crea que podría llegar a hacer algo bien. Esa es una alternativa que escapa a toda lógica.

Lectores: 1498

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: