Política
Payasada política

Cáffaroleaks en Zárate: peores no se consiguen

El gobierno y Cáffaro hacen las cosas mal y la "oposición", por acción u omisión, es cómplice de sus burradas, al extremo que ni siquiera hacen bien la corrección de lo que hicieron mal.

Hemos hablado en varias oportunidades acerca de los errores y horrores incluidos en los Decretos firmados por el Intendente Municipal a lo largo de los años y como la falta de rigor en su confección, lectura y firma, expone de manera cruda el desmanejo en el que está inmerso el Gobierno local.

Siguiendo con los decretos emitidos en el año 2020, hoy nos toca comentar una excentricidad, un Decreto en el que el municipio reconoce haber hecho mal las cosas y busca corregirlas. Sí, aunque resulte inverosímil, el intendente asumió sus errores e intento remendarlos.

El 10 de febrero de 2020 Osvaldo Cáffaro y Juan Manuel Arroquigaray firmaron el Decreto 155 con el que enmiendan seis Decretos anteriores, el más viejo de once años atrás, porque en ese momento se dieron cuenta que desde el año 2009 estuvieron nombrando en sucesivos Decretos a una persona inexistente. Tampoco es que son los más rápidos del Condado…

Resulta que desde el Decreto 333/09, y sucesivamente en los Decretos 196/10; 338/2010; 70/2012; 1079/15 y 61/2020 estuvieron nombrando y ascendiendo respectivamente a Amelia Nora Catalina Di Franco, quien no existe. En 11 años nunca se dieron cuenta que el recibo de sueldo no era el adecuado, que los aportes jubilatorios no tenían relación con el nombramiento, que nada tenía que ver con nada, pero como ya hemos visto en otros casos, solo copian y pegan sin verificar si están copiando y pegando bien, solo firman y firman sin leer si lo que están firmando está bien.

Pero como no la pueden hacer completa, en el Decreto con el cual pretenden corregir los errores… también comenten un error. Sí, son incapaces y lo demuestran sin tapujos.

Dicen Cáffaro y Arroquigaray que ‘por inadvertencia se cometió el error involuntario en la consignación de los datos personales de la Sra. Amelia Nora Di Franco, toda vez que, se consignó el nombre de Amelia Nora Catalina Di Franco, cuando la filiación e identidad correcta, no contiene el segundo nombre de Catalina’, pero resulta que el Municipio nunca nombró a Amelia Di Franco como Amelia Catalina sino como Amelia Nora Catalina, con lo cual no solo no saben leer, tampoco saben contar. Lo que estaba mal era la inclusión de un tercer nombre.

Pero no es la única curiosidad, porque si tienen posibilidad de hacerlo peor, por qué escatimar esfuerzos, ¿Verdad? En el inciso f del Decreto 155 Cáffaro y Arroquigaray señalan ‘Rectifíquese el Artículo 1° del Decreto N° 61/2020, de fecha 22 de Enero de 2020, el que quedará redactado de la siguiente manera: "ARTICULO 1.- Acéptese a partir del día 31 de Enero de 2020, la renuncia presentada por la Sra. AMELIA NORA DI FRANCO, D.N.I. N" 14.559.029, Clase 1961, Legajo N° 1919, al cargo que ocupa en esta Comuna, como Directora de Planificación y Control Ambiental. Desígnese a la Sra. AMELIA NORA DI FRANCO, D.N.I. N' 14.559.029, Clase 1961, Legajo N" 1919, a partir del día 1° de Febrero de 2020, en el cargo de Jefe de Departamento de Inspección Ambiental, Jurisdicción: 1110105000, Programa: 21, Actividad: 01­’.

Pero en el inciso c del mismo Decreto los funcionarios sostuvieron ‘Rectifíquese el Articulo 1 del Decreto N" 338/2010, de fecha 11 de Junio de 2010, el que quedará redactado de la siguiente manera: "ARTÍCULO 1.- Desígnese a Da. AMELIA NORA DI FRANCO (D.N.I. N' 14.559.029, Clase 1961), para desempeñar las funciones de Directora de Planeamiento y Coordinación de Políticas Ambientales Interina, a partir del 14 de Junio de 2010, con expresa reserva del cargo que ostenta a la fecha del presente, según Decreto 196/10.­’, ¿Y qué cargo ostentaba Di Franco a la fecha del Decreto 338/2010 según el Decreto 196/2010? Jefe de Departamento Inspección de Medio Ambiente.

Es decir, corrigen un Decreto haciendo especial mención dado que en el último considerando afirman ‘Que, asimismo y, sin perjuicio de lo expuesto en los considerandos precedentes, se cometi6 un error involuntario en la redacción del Artículo 1° del Decreto 61/2020, motivo por el cual, deviene en necesario proceder a su rectificación’, para designar a Amelia Nora Di Franco en puesto que tenía reservado desde diez años atrás.

Difícil encontrar una administración pública con tantos errores y horrores como los que se encuentran al revisar la normativa local. ¡Qué diferente serían las cosas si se hicieran bien o, al menos, que quienes deben controlar que se hagan bien, hagan su trabajo! Pero nada de eso ocurre.

El gobierno hace las cosas mal y la "oposición", por acción u omisión, es cómplice de sus burradas, al extremo que ni siquiera hacen bien la corrección de lo que hicieron mal.

Peores no se consiguen.

Lectores: 831

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: