Política
Reducción de aranceles

Bajaron la tensión al conflicto con Brasil que puso en riesgo el Mercosur y empezó una negociación importante

Santiago Cafiero logró un avance importante y bajó la tensión con Brasil en su primera incursión fuerte como Canciller, salvando así un bloque comercial importante como el Mercosur. (Dibujo: NOVA)

Tras el almuerzo que mantuvo Santiago Cafiero con su par de Brasil Carlos França, las dos cancillerías emitieron un extenso comunicado de prensa sobre la agenda regional y bilateral de las que se extraen dos conclusiones importantes.

Hubo un principio de acuerdo para negociar la baja del arancel externo del Mercosur que reclamaba el socio más grande del bloque y resistía Argentina. Pero esa rebaja contempla los reclamos del gobierno argentino. Se trata de un acuerdo entre las dos economías más grandes del bloque para empezar a negociar sus posiciones y presentarlas en la cumbre presidencial de Brasilia en diciembre a los otros dos socios, Paraguay y Uruguay. Brasil es el país presidente en este semestre.

Al mismo tiempo, Brasil y Argentina dejaron definiciones para más adelante sobre la apertura del bloque: es decir un acuerdo para ir hacia la firma de acuerdos comerciales con terceros países tal como reclama Uruguay, que ya comenzó a negociar con China.

Tras una fuerte presión del gobierno de Jair Bolsonaro, y de su ministro de Economía Paulo Guedes -con el que también hubo reuniones este viernes- Cafiero y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas viajaron al país vecino junto al embajador allí, Daniel Scioli y los secretarios de Industria y Relaciones Económicas Internacionales.

"Los Ministros lograron los consensos necesarios para definir conjuntamente con los demás socios del Mercosur los alcances y características de la revisión del Arancel Externo Común¨, empieza diciendo el comunicado

Destacaron que se trata de un paso importante hacia el aumento de la competitividad de los Estados Partes y hacia el fortalecimiento de los procesos productivos regionales, que impulsen una inserción beneficiosa de la producción del Mercosur en las cadenas globales de valor".

El comunicado sigue así: "Convinieron trabajar con Paraguay y Uruguay para la pronta aprobación de una Decisión del Consejo del Mercado Común que permita reducir en un 10% las alícuotas de la mayor parte del universo arancelario, resguardando las excepciones que ya existen dentro del bloque", tal como pedía el Gobierno argentino en este último tramo de un Mercosur sumamente paralizado por los desacuerdos. Los argentinos buscan excluir sectores sensibles de la industria nacional a la baja arancelaria.

"Subrayaron que el entendimiento alcanzado contempla las distintas necesidades de los países miembros, demostrando la capacidad del Mercosur para avanzar con vocación constructiva hacia la actualización y adaptación de su estructura arancelaria a las condiciones actuales del comercio regional y mundial en forma equilibrada respecto de las capacidades productivas del bloque", dice el comunicado conjunto.

Por primera vez en estos casi dos años de gobierno el texto bilateral habla seriamente de la integración del sector farmacéutico, de ir hacia el desarrollo conjunto de vacunas, pero en lo que a la magra inserción internacional del bloque destacan -pero no acordaron nada- la "negociación de acuerdos extra regionales, la mejora del ambiente regulatorio y el perfeccionamiento de las reglas de origen.

Lectores: 875

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: