Judiciales y Policiales
Delitos de lesa humanidad

Casi, pero no: le dieron la domiciliaria al genocida Etchecolatz, pero seguirá en cana por otras causas

El ex policía represor de la última dictadura, Miguel Etchecolatz.

El conocido represor genocida, condenado por delitos de lesa humanidad, Miguel Etchecolatz, fue beneficiado por la Justicia con prisión domiciliaria por su frágil estado de salud y su avanzada edad de 91 años.

No obstante, por estar condenando en otras causas, justamente por delitos de lesa humanidad, Etchecolatz no saldrá en libertad y la domiciliaria no se hará efectiva. Recordemos que está vinculado al juicio donde declaró como testigo clave Jorge Julio López, antes de desaparecer, por segunda vez, en democracia.

Sin embargo, el Tribunal Oral Federal N° 6 le concedió este beneficio argumentando que a pesar de “la antipatía social que pueda generar esta medida”, “es un anciano frágil, con alteración del equilibrio y la marcha por múltiples discapacidades (sensoriales, motora, degenerativa, cerebrovascular), portador de enfermedades crónicas”, sostuvo.

El genocida que está apresado en Campo de Mayo contrajo COVID-19 y “se encuentra acreditado en la causa que en el último período el imputado soportó varios traslados y cambios de unidades de alojamiento, así como también reiteradas derivaciones e internaciones en distintos hospitales públicos externos”, agregaron.

“Todo ello, teniendo en cuenta el escaso tiempo en que sucedió, evidentemente repercutió negativamente en su estado de salud, ya sea por la edad que detenta o por las patologías que padece”, añadió el TOF 6.

Por último, “queremos dejar sentado que somos absolutamente respetuosos de las posiciones de las víctimas y entendemos sus razones para oponerse a esta decisión, pero no podemos soslayar que el deber que tenemos como jueces de la causa -de valorar de manera imparcial la situación personal del imputado a la luz de los informes médicos actualizados y lo que sobre la temática establecen las normas jurídico-penales del derecho internacional e interno-, nos coloca en la obligación de resolver en el sentido que lo haremos y sin perjuicio de la antipatía social que pueda generar esta medida”, concluyeron los jueces Sabrina Namer, Guillermo Costabel y Rodrigo Gimenez Uriburu.

Lectores: 1066

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: