Política
Internas

Ya no ríen: Victoria Tolosa Paz y Pepe Albistur cada vez más lejos de Alberto Fernández

Tolosa Paz pretendía el control del ministerio de Desarrollo Social.

La concejala platense Victoria Tolosa Paz, junto con su esposo y empresario de medios José "Pepe" Albistur, celebraron como pocos el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones del año pasado, e incluso la ex precandidata a intendenta formó parte del exclusivísimo círculo que brindó con el flamante presidente cuando se conocieron los resultados, sin embargo esos tiempos parecen ir quedando atrás y se enfría su relación con la Rosada.

Tolosa Paz pretendía el control del ministerio de Desarrollo Social, ya sea como titular de esa cartera o como viceministra con firma, para fortalecer desde allí su poder territorial en la capital bonaerense, sin embargo, no hubo lugar para ella junto a Daniel Arroyo y quedó relegada a un lugar en el Consejo contra el Hambre, que arrancó con bombos y platillos, pero rápidamente perdió fuerzas hasta convertirse en una cáscara completamente vacía.

Además la edil nunca logró reconciliarse con el cristinismo duro, que la responsabiliza por la derrota de Florencia Saintout a manos de Julio Garro, ya que es vox populi que tras la derrota en la primarias ordenó "no militar" la boleta de la actual diputada provincial, quizá con el objetivo de reservarse para sí la candidatura para 2023.

Sin manejo de recursos directos del gobierno nacional, entró Albistur en escena, para fortalecer el armado de su esposa en los medios de comunicación locales, para lo cual comenzó a cerrar acuerdos y a prometer pautas publicitarias para radios y portales de la ciudad de La Plata, situación que nuevamente no terminó de materializarse porque desde la Secretaría de Medios del Gobierno nacional rechazaron todos los pedidos.

La situación le trajo dolores de cabeza al matrimonio K, que pretendía convertirse en representante directo del Presidente en la ciudad de las diagonales, pero que no logró hacer pie y hoy ven nuevamente cómo de la mano de Axel Kicillof, Saintout nuevamente se encamina a ser la principal referente del Frente de Todos en la ciudad.

Los rumores indican además que Alberto Fernández ya no le atiende el teléfono a Albistur, enojado porque el empresario intentó sacar provecho de la pandemia para posicionar a su esposa en el escenario local, en lugar de ponerle el cuerpo como vienen haciendo otros dirigentes que por ese mismo motivo ingresaron en el radar de la presidencia de cada a las elecciones del año que viene en la provincia.

El problemas para Tolosa Paz es que no construyó una relación con el gobierno provincial y apostó todas sus fichas por la Rosada, y hoy simplemente no tiene ningún "paraguas" sobre el cual refugiarse, y por eso todavía se la puede ver en los sets televisivos de aquellos que le adeudan favores a Albistur, pero la suya ya no es palabra autorizada por el ejecutivo nacional.

La relación está completamente rota, pero por ahora se mantiene en un fino equilibrio, que nadie puede garantizar que no se vaya a romper si la concejala insiste con utilizar la situación sanitaria para hacerse protagonista en la capital provincial.

Lectores: 2711

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: