Política
Increíble

Salió de la galera: Domingo Cavallo resaltó que "el Gobierno debería retomar las privatizaciones"

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo. (Dibujo: NOVA)

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, aseguró que el Gobierno “debe encarar un proceso de privatizaciones de las empresas públicas para reducir el fuerte déficit fiscal y dejar que haya un mercado cambiario libre en el que la gente pueda comprar dólares para atesorar o gastar el turismo”.

“El éxito del canje de la deuda, tanto bajo ley extranjera como local, en realidad le da al Banco Central herramientas que antes no tenía para poder tener un manejo monetario y financiero más normal. Obviamente tiene la posibilidad de emitir bonos, bajo ley argentina y en pesos -porque no creo que pueda en ley extranjera y dólares, y, si pudiera, sería a tasas muy alta-, para regular mejor la política monetaria”, dijo.

Asimismo, explicó que “lo que pretenden es obtener más de lo que la política monetaria y cambiaria pueden dar. Por ejemplo, si quieren absorber una parte de la emisión monetaria generada por las transferencias al Tesoro, sin duda no van a poder controlar la tasa de interés. Deben dejar que la tasa sea la que diga el mercado”.

Con respecto al dólar explicó que “la única forma que tienen de no vender dólares para atesoramiento o turismo desde el mercado comercial o controlado, es si habilitan un mercado libre para el resto de las transacciones. Esto significa que la gente podría gastar dólares para atesoramiento o turismo en el mercado libre".

"Y en ese mercado no habrá toda la demanda que aparece hoy en el mercado oficial para comprar 200 dólares por mes, porque tanta gente compra porque se lo venden a un precio que claramente está por debajo del verdadero valor del dólar. Cuando tenga que pagar este valor, entonces la demanda se va a regular: así como hay gente que va a querer comprar, habrá otros que van a querer vender”, agregó.

Por último, con referencia al impuesto a las grandes fortunas explicó: “Si se lo mira como un aporte para que paguen los que más tienen para salir de la crisis podría ser razonable, pero al echar mano a estos instrumentos, se le transmite a la gente que no ingresa sus fondos a la Argentina, o que tiene su riqueza en el extranjero, que acertaron".

"En cambio, a quien confió y declaró toda su riqueza en el país, se lo castiga. Este tipo de soluciones acentúa la sensación de que la Argentina no les da la bienvenida a las inversiones, ni ofrece seguridad jurídica para los que invierten en el país. Es uno de los problemas crónicos que tenemos: no se les dan los incentivos ni a los propios capitales argentinos ni hay conciencia en el Gobierno de que, en definitiva, el crecimiento requiere inversión eficiente, de los que ahorran en el país y afuera. Mientras que no se trabaje para crear un clima favorable a la inversión que genere más empleo bien remunerado, entonces no habrá crecimiento sostenido”, finalizó.

Lectores: 1484

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: