Judiciales y Policiales
Lo calificaron de "machirulo misógino"

La defensa de Nahir Galarza desmintió al psicólogo mediático Cartañá con documentación de la causa

El conductor Leo Montero junto al psicólogo Gabriel Cartañá (derecha) y la imagen del psicodiagnóstico incompleto que utilizó para ir a programas de televisión. (Foto: NOVA)
Raquel Hermida Leyenda, abogada de Nahir Galarza.

Sigue el escándalo tras la demanda judicial iniciada contra el panelista de “Bendita TV” Gabriel Cartañá por parte de Nahir Galarza (22) que, si bien su fallo no está todavía firme y será revisado por la Corte Suprema, fue condenada a prisión perpetua por un homicidio ocurrido el 29 de diciembre de 2017 en la ciudad de Gualeguaychú convirtiéndose en la mujer más joven en recibir tal pena.

Tras tomar conocimiento de las acciones legales tanto civiles y penales como así la correspondiente denuncia efectuada ante el "Tribunal de Ética de Psicólogos de Buenos Aires" que la defensa de Nahir inició en su contra, el panelista expresó: “Fui contratado como perito por la defensa, no rompí el secreto profesional por que el juicio a Nahir fue público y esta demanda que inician en mi contra fue idea de su abogada para tener prensa y también de Nahir porque está aburrida”.

Cabe recordar que, según la joven, el mediático Cartañá se aprovechó de la falta de recursos económicos y del miedo de los peritos locales por el gran linchamiento social que primaba en su ciudad y se ofreció en forma insistente a realizarle gratis y sin ninguna clase de contratación una pericia para lo cual él realizaría tres viajes a la “Cárcel de la Minoridad y las Mujeres” de la ciudad de Gualeguaychú, Entre Ríos, con el fin de hacerle una batería de doce test.

Según manifestó la defensa, y tal consta en los registros de visitas, Cartañá, solo le realizó dos entrevistas, envió una pericia básica e incompleta y jamás le pidió permiso a Nahir para revelar su intimidad en los set televisivos incumpliendo con el secreto profesional y las obligaciones como profesional de la psicología utilizando la tragedia de una adolescente encarcelada, para su propio beneficio económico paseándose por todos los programas de televisión en los cuales lo presentaban como “El psicólogo de Nahir”, “El perito de Nahir” o, inclusive, como “El Hombre que más conoce a Nahir”, entidad que -según entiende la defensa- dista mucho de la realidad para alguien que se ofreció a entrevistarla y solo la vio dos veces en cortas entrevistas de solo cuarenta minutos cada una.

Quien salió a responderle en forma tajante fue la abogada de Galarza, la doctora Raquel Hermida Leyenda, que tras ser mencionada por Cartañá sostuvo: “Es un machirulo y misógino que miente descaradamente al decir que fue contratado como perito de una adolescente que tenía 19 años en aquel momento y que quedó facultado para decir todo tipo de barbaridades sobre mi clienta para poder vender sus libros, sus vivos de Instagram y fundamentalmente para no perder su espacio en la televisión que es lo único que parece importarle”.

Asimismo, sostuvo que no irán solo por una disculpa pública y los daños y perjuicios que provocó satanizando el perfil de Nahir en los medios, sino que también por su matrícula profesional ya que,

“está demostrado que este señor no solo intenta confundir a la opinión pública sobre su rol y desconoce sus responsabilidades profesionales, sino que también miente al venderse como perito de mi clienta ya que como consta en el expediente la fiscalía general de Gualeguaychú no hizo lugar a su incorporación, rechazando de plano su postulación tal figura en la documental que aportó el 24 de enero de 2018”.

Para finalizar Hermida Leyenda sostuvo que: “Desde esa fecha este señor ya sabía que su participación en la causa no existió y, sin embargo, tal ha auditado mi equipo interdisciplinario, vemos que participó en una docena de programas de radio y televisión durante 2018, 2019 e inclusive este año presentándose como lo que nunca fue. Y tal como expresa Nahir, solo le interesó este caso para su mercantilismo, beneficio personal y presumir de algo que sin lugar a dudas le quedó muy grande”.

Un hecho realmente sugestivo y notorio es que la pericia enviada a los medios firmada por Gabriel Cartañá tiene fecha 14 de febrero de 2017, es decir, diez meses antes de que se produjera la tragedia de Gualeguaychú.

De esta manera Cartañá podría seguir el camino de otros profesionales de la salud con gran ruido mediático, dueños de libros, teatro/conferencias, muchas horas en televisión y que luego transitarían el olvido, tales los casos del médico Jorge Bucay (plagio) o del psicólogo Gervasio Díaz Castelli (caso Rocío Gancedo) por citar solo algunos ejemplos.

Nahir Galarza ya se había expedido sobre sus deseos expresando: “Que ninguna otra mujer deba pasar por una vejación tal a su intimidad, ser vulnerada en espacios televisivos para beneficio económico de terceros y sin ningún tipo de escrúpulos incumpliendo con el debido secreto profesional. La justicia rechazó su designación como perito y jamás lo hubiera elegido como terapeuta. Miente descaradamente. Es un gran farsante".

Por último, trascendió que Nahir y Cartañá aún no pudieron verse las caras en la modalidad de audiencia judicial por la aplicación Zoom ya que el mediático no se presentó a ninguna de las dos audiencias a las que fue citado por la justicia. En la primera del mes de agosto pidió postergación por no contar con un letrado que lo asista y en la segunda del jueves pasado adujo que ahora tiene abogado pero que contrajo Covid19.

Lectores: 485

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: