Interior del país
Asociaciones ilícitas y fraude al Estado

En Chubut, la corrupción manchó a la clase política

El gobernador Mariano Arcioni camina junto a Diego Correa durante un incendio.
Los ex funcionarios en Casa de Gobierno, tiempos de felicidad.
Los ex funcionarios durante la etapa judicial.

“¿Qué podemos hacer ahora que todo el mundo nos compara con Alí Baba y sus cuarenta ladrones?”, le dijo un reconocido aportante para la creación de Chubut al Frente que benefició a Mariano Arcioni para que consiguiera su triunfo electoral en el 2019.

Bien vale recordar que el actual gobernador es parte de Chubut Somos Todos, el Partido creado en el 2014 por el ex gobernador del Chubut, Mario Das Neves junto a los ex radicales, Gustavo Di Benedetto y Rafael Cambareri -hoy principal asesor político de Arcioni- que se encuentra en terapia intensiva, sobre todo después del escándalo desatado en el 2018 con los casos de corrupción “El Embrujo” y “Revelación” que afectó a gran parte del Gabinete dasnevista y del mismo arcionismo que los mantuvo en los cargos cuatro meses después del fallecimiento de Das Neves.

Lamentablemente, las causas judiciales por asociación ilícita y fraude al Estado crearon la “total desconfianza y descreimiento” de los 580 mil chubutenses en la clase política. Y eso se potenció con la crisis económica social que potenció el propio Arcioni con sus continuos errores acompañados por soberbia y falta de sentido común.

La banda de ladrones

Y el principio de la historia de corrupción comenzó el martes 7 de marzo de 2018 con la detención del entonces subsecretario de Unidad Gobernador, Diego Correa y posteriormente de sus “cinco socios” de la asociación ilícita. Además, uno de ellos, Diego Luthers también formaba parte del gobierno con funciones en la Secretaría Privada del gobernador del Chubut. Apenas lo separaba una puerta del despacho del gobernador Arcioni.

Y como si fuera poco, en el medio apareció otra causa por sobreprecios en la obra pública que se complementó con la aparición de planillas Excel donde figuraba un extenso listado de nombres propios y apodos correspondientes a funcionarios del gabinete del ex gobernador Das Neves y del actual gobernador, quienes figuraban con montos de dinero que recibían en negro y que iban desde los 20.000 hasta los 500.000 pesos. Entre los reconocidos estaban el ex ministro Coordinador, Víctor Cisterna; el ex ministro de Economía, Pablo Oca, el ex director de Protocolo y Ceremonial, Oscar “Chito” Alarcón; el ex ministro de Salud, Ignacio Hernández, periodistas del área de Prensa oficial –que estuvieron en otras etapas dasnevistas en otros puestos jerárquicos en materia de comunicación- el ex vicegobernador de Martín Buzzi y hasta los familiares cercanos a Das Neves.

El distraído

Y si bien, el actual gobernador le dio la orden al procurador General de la provincia, Jorge Miquelarena de que “hagan lo que tengan que hacer, investiguen”, muchos se preguntan todavía hasta donde realmente Arcioni no sabía de los “procesos corruptibles” de parte de funcionarios y de alguna manera de políticos que durante dos años se relacionaban con él y hasta trabajaron para su campaña a diputado Nacional en el 2017. No se debe olvidar que llegó a la política de la mano de Das Neves quien lo fue a buscar a Comodoro Rivadavia por consejo del importante empresario liberado de la cárcel, Cristóbal López.

No olvidar

Muchos ciudadanos cuando pueden ejercen la memoria y en algún que otro cruce con estos ex funcionarios le hacen recordar su mal comportamiento. Tal vez es lo único que queda, ante el rumor de que tanto el ex ministro de Economía del Chubut, Pablo Oca como el ex secretario Privado de Das Neves, el abogado; Gonzalo Carpintero se disponen a “devolver una parte de lo robado” para recuperar su libertad. Lo que sí es un hecho que ambos reconocieron que recibían órdenes de su jefe y ex gobernador. Algo para tener en cuenta y no olvidarse.

Lectores: 591

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: