Interior del país
Otra vez la Policía metida en hechos delictivos

Chaco: subcomisarios de Capitanich detenidos por estar involucrados en la venta ilegal de autos de alta gama

José Antonio Ricail, con prestación de servicio en de la División Criminalística, y del subcomisario Hugo Alejandro Muñoz, de Duodécima, fueron detenidos el viernes por estar involucrados en la venta ilegal de autos secuestrados por la Justicia.
Domínguez “truchaba” documentaciones de autos de alta gama que eran secuestrados en la Justicia para luego “ponerlos” en la calle mediante “maniobras” que le permitía “blanquear” autos robados.
Domínguez “truchaba” documentaciones de autos de alta gama que eran secuestrados en la Justicia para luego “ponerlos” en la calle mediante “maniobras” que le permitía “blanquear” autos robados.
Domínguez tenía acceso a la clave de usuario y a la firma digital del fiscal de la MUIT, Danilo Perot, fallecido el 18 de noviembre de 2018. Fabricaban patentes truchas
Domínguez tenía acceso a la clave de usuario y a la firma digital del fiscal de la MUIT, Danilo Perot, fallecido el 18 de noviembre de 2018. Fabricaban patentes truchas
Una de las camionetas vendidas. En ella hallaron documentación firmada por el fallecido fiscal Danilo Edmond Perot y el vehículo con los datos adulterados.
Una de las camionetas vendidas. En ella hallaron documentación firmada por el fallecido fiscal Danilo Edmond Perot y el vehículo con los datos adulterados.

NOVA sacó a la luz meses atrás la investigación que realiza el Equipo Fiscal 14 de la Provincia del Chaco, a cargo del doctor Francisco Asis de Obaldía Eyseric que involucra a un empleado judicial, Sergio Javier Domínguez, quien está detenido y desvinculado del Ministerio Público Fiscal y a un fiscal de la Mesa Única de Ingreso e Investigación Temprana (MUIT), el fallecido Danilo Perot.

La maniobra que sigue siendo investigada es que Domínguez “truchaba” documentaciones de autos de alta gama que eran secuestrados en la Justicia para luego “ponerlos” en la calle mediante “maniobras” que le permitía “blanquear” autos robados en otras provincias, recuperados en el Chaco, para luego venderlos con papeles adulterados.

Ya cayeron en esta causa familiares de Domínguez, un mecánico, y ahora dos subcomisarios de la Policía del Chaco, institución pública que sigue “manchándose” por uniformados deshonestos, a pesar de que el gobierno de Jorge Capitanich trate de tapar los casos. Este es el segundo caso en una semana que involucra a la Policía, ya que días pasados un oficial fue escrachado por una vecino cuando le cobró una coima por retirar una moto que había participado de un accidente en Sáenz Peña.

Venta de autos de alta gama: más partícipes

Este viernes, de acuerdo a la información a la que accedió NOVA, la Agencia Federal Regional NEA logró la aprehensión mediante los oficios judiciales 234 y 235/20, en el Expediente 18505/2020-1, procedente del Equipo Fiscal 14 del Chaco, de dos subcomisarios de la Policía.

El oficio ordenaba “la inmediata individualización y aprehensión del subcomisario José Antonio Ricail, con prestación de servicio en de la División Criminalística, y del subcomisario Hugo Alejandro Muñoz, de la Comisaria Duodécima, ambos de la Policía del Chaco, por la presunta comisión del delito de ´utilización de instrumento público falso y estafa en perjuicio de la administración pública, en concurso real, Arts. 296, 174 Inc.5, en función con el Art 55 del C.P.”, especifica los oficios dictados por el fiscal de Obaldía Eyseric.

Dicho diligenciamiento se dio inicio el viernes alrededor de las 14, detenciones que se produjeron en relación a los autos secuestrados por la Fiscalía 14 donde el empleado judicial Sergio Domínguez está detenido por vender y negociar junto a su clan autos de alta gama secuestrados y recuperados por la Justicia.

Domínguez tenía acceso a la clave de usuario y a la firma digital del fiscal de la MUIT, Danilo Perot, fallecido el 18 de noviembre de 2018.

El empleado judicial chequeaba que el vehículo secuestrado por la Policía del Chaco había sido robado en otra jurisdicción y si su propietario ya había cobrado el seguro, ´por lo que nadie los iba a reclamar, y con ese dato con ayuda del mecánico y otros integrantes de su banda delictiva los volvían a poner a la calle con documentación trucha. Lo hacían con rapidez y antes de que los rodados de alta gama ingresen al inventario del depósito judicial, para ello con la firma de Perot “generaba oficios adulterados” que permitían a los que compraban esos vehículos circular sin que la Policía les diga nada. Pero el negocio incluía además la fabricación de patentes truchas.

En la causa ya hay secuestrados motos, una Amarok, varios Audi, entre otros, pero además la Justicia tiene la pista de que podría haber más vehículos dando vuelta por la provincia o escondidos en algún lugar. La investigación sigue.

Lectores: 2098

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: