El columnista invitado
Tendencias

Los medios al banquillo y el crecimiento de las redes sociales

Esteban Concia, asesor legislativo, Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. (Foto: NOVA).

Por el licenciado Esteban Concia (*), especial para NOVA

El presente es un breve aporte en la línea que venimos trabajando de consolidar las acciones de comunicación que se generan desde el peronismo en sus distintas facetas, entendiendo lo comunicacional como un activo estratégico e imprescindible en tanto “la percepción hoy es la realidad” y más aún cuando la oposición política está ordenada desde un línea mediática, económica y judicial.

Insistimos en el análisis y diagnóstico no por una cuestión de ejercicio intelectual separado de la práctica, sino para entender el campo de juego y conocer al adversario; en este sentido, estudios cuali-cuantitativos de este terminado mes de julio nos indican cuatro elementos centrales a tener en cuenta:

- El 70 por ciento de los argentinos considera que los medios de comunicación tradicionales informan solo lo que es de su interés particular. Medios regionales gozan de mejor reputación que nacionales (informe Zubán Córdoba).

- Por su parte, casi un 90 por ciento afirma que aumentó su búsqueda de noticias en formatos digitales (informe Zubán Córdoba).

- El macrismo es más fuerte en Facebook, su base digital está allí; mientras tanto, Twitter es una burbuja de contenido, es decir, solo se habla con los que piensan igual, una cámara de eco donde nadie gana claramente. Finalmente, Instagram es el lugar donde mayor fuerza tiene el Frente de Todos (Políticos en Redes, informe de Guillermo Vagni).

- La oposición renuncia al debate clásico de las democracias y se ordena en torno a los medios nacionales (Clarín, La Nación, Infobae y Perfil, que va y viene). Los periodistas son los nuevos dirigentes, los estudios de TV los nuevos comités.

Podemos afirmar que el primer requerimiento de la hora es fortalecer lo digital, ya que frente a medios hiperconcentrados pero en cuestionamiento social, la posibilidad del diálogo en redes y demás plataformas toma un valor predominante.

Además hay valor agregado que es la capacidad ociosa, es decir el despliegue de militantes, simpatizantes y demás del peronismo que no se expresa totalmente en lo digital, y en número es importante.

En Facebook se discute el sentido más común de todos los sentidos; es un termómetro social extendido y es la red más usada, disputar sentido allí es vital. Instagram y TikTok son centralmente de grupos etarios afines al Frente de Todos, entonces puede ser un semillero de nuevos y mejores militantes digitales. Twitter no va a cambiar lo descripto, incluso va a profundizar ese camino, con lo cual no hay mucho más para sacar de allí.

Contenidos frescos, que apelen a emociones y en los que el otro se vea reflejado. Si decimos que la Patria es el otro, cuando comunicamos la Patria también debe ser el otro. Contenidos que interpreten la génesis de cada red, su agenda y sus actores.

Lenguaje simple, no agresivo, palabras sencillas, alusión a lo cotidiano y a las vivencias, no reforzar identidades partidarias; al contrario, gestar epopeyas colectivas y nacionales.

Es un camino a desandar. ¿Hacerlo garantiza la victoria? No, pero no hacerlo garantiza significa pasarla mal.

(*) Asesor legislativo, Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, autor del libro "Comunicados o Dominados" y secretario del PJ La Plata.

Lectores: 293

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: