Interior del país
Van saltando los "choreos"

El Chaco de Capitanich: otra intendenta "descubrió" que sus funcionarios cobraron el IFE

Van cayendo los funcionarios justicialistas que cobran IFE en Chaco, ahora en Enrique Urien. En el Chaco de pobreza de Coqui son 355.000 los chaqueños que accedieron al IFE, el 27% de la población chaqueña.

En el Chaco del peronista Jorge Capitanich ya son dos los municipios en los que funcionarios municipales, a los que no les hace falta, cobraron el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) que puso en vigencia Alberto Fernández en la pandemia por Covid-19 destinado para los sectores más vulnerables. El subsidio no lo podía cobrar personas que tengas sueldos, ni ellos ni sus familiares e incluso las que ya tienen otros subsidios. Esto le pasó a los desocupados que perciben por mes (hasta un tope de $7 mil pesos) pero que el IFE les fue rechazado. Pero, ¿por qué hay funcionarios municipales que sí lo cobraron?

En el Chaco de pobreza de Coqui son 355.000 los chaqueños que accedieron al IFE, el 27% de la población chaqueña, e incluso en la segunda etapa el gobierno incluyó a 35 mil personas más al programa, que recibirán el segundo y tercer IFE (10 mil pesos), entre ellos estos funcionarios que no debían cobrarlo. Al igual que Salta, donde 52 concejales cobraron el IFE, en la provincia de Capitanich van saltando los intendentes peronistas que tienen funcionarios que también “chorearon” con este subsidio.

Ahora fue la intendenta de Enrique Urien, de su mismo partido político, Liliana Pascua quien debió pedir la renuncia a tres de sus funcionarios que cobraron el IFE. La intendenta reconoció en sus redes sociales que “descubrió” que eso estaba pasando y que ella misma había pedido a sus secretario de Desarrollo Social que coteje los datos de su localidad por lo sucedió en Villa Río Bermejito donde gobierna su “compañero” Julio Paredes y “se llevó la sorpresa”. Se trata de los titulares de las áreas de Eventos Públicos, Relaciones Institucionales y la secretaría del Concejo, pero además hay una empleada municipal e incluso el intento de su secretario de Gobierno de haber querido cobrarlo.

Ya se había adelantado que tras los casos de Villa Río Bermejito, se venían auditorías en otros municipios para detectar si más funcionarios públicos se anotaron para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia destinado a los sectores vulnerables. Incluso la Justicia ya tomó cartas en el asunto porque el fiscal federal Carlos Amad imputó a los funcionarios de la Villa turística donde gobierna el otro intendente peronista que tiene más problemas con esta asunto porque su mujer (secretaria de Desarrollo Social) y su cuñada (profesora de la localidad) también se habrían anotado para percibirlo.

Los casos de Urien

Pascua pidió el lunes la renuncia de los tres funcionarios a quienes llamó para preguntar si era verdad los datos cotejados y los mismos lo reconocieron. Estos son los que desempeñaban funciones en las áreas de Eventos Públicos, Mirian Martínez, cobró el 23 de junio; de Relaciones Institucionales Hugo Insaurralde que los cobró el 23 de junio, y la secretaria del Concejo, Carolina Días que lo cobró el 29 de junio, según la información corroborada en la base de datos de Anses.

Pero hay más, en Urien también solicitó el beneficio social el secretario de Gobierno, Javier Zuniga, q quien le fue denegado por tener él o un familiar con aportes. Y también lo cobra la empleada a cargo de la Oficina de Tributos Municipal, Debora Elisabeth Silva, que percibe además AUH y Tarjeta Alimentaria.

Lo cobraron con falta de ética y en desmedro de quienes sí lo necesitan. La Justicia deberá tomar parte inmediatamente para descubrir si hay más casos o la oposición que sólo se limita a opinar en las redes sociales y en algunos medios pidiendo “que devuelvan el IFE” porque no le corresponde y hasta los trata de “pícaros irresponsables”.

En el mientras tanto, se debe decir que la jefa comunal de Enrique Urien indicó que “el viernes cuando me retiraba del municipio me cruzo con el secretario de Desarrollo Social y justo yo había estado leyendo lo que había pasado en Bermejito y le pedí que por las dudas corrobore los datos de todos los funcionarios”. Recordó que “nosotros nos pusimos a disposición para todas aquellas personas que no tenían el acceso para percibir el beneficio, pusimos a disposición personal para que hagan las cargas y se hicieron muchas cargas porque tenemos mucha zona rural”.

Dice Pascua que “con lo sucedido en Bermejito en la cabeza, le dije al secretario de Desarrollo Social que necesito que por las dudas agarre los datos de cada uno de los funcionarios y los coteje -con todos los que percibieron el IFE-, quiero estar segura, no vaya a ser que a nosotros nos pase lo mismo”. Precisó que lo hizo “con la seguridad de que no era así, porque la verdad que los funcionarios siempre son personas supuestamente de confianza”.

Sin embargo se llevó una sorpresa. “El sábado me llama a la tarde y me trae la sorpresa de que estos funcionarios percibían el beneficio, que habían cobrado”, expresó Pascua. “Yo me rehusaba, yo decía que podía haber un error, y los llamé urgente, les dije que me digan la verdad. Y sí, reconocieron que habían cobrado, entonces les pedí automáticamente la renuncia”, confirmó.

Además, indicó que hay una empleada del municipio que también percibe el IFE, “pero se está estudiando si le corresponde alguna sanción porque no es funcionario” y adelantó que “se verá los caminos judiciales a seguir” y deslinda toda responsabilidad del municipio en el asunto.

Lectores: 1216

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: