Provincia de Buenos Aires
Bronca contra la intendenta

Moreno: la nota que no fue

Ezequiel Guazzora, el polémico periodista, en el ojo de la tormenta.

El 23 de julio pasado, el periodista Ezequiel Guazzora anunció en sus redes sociales que estaría en la ciudad bonaerense de Moreno. Ya había estado merodeando por el distrito unos días antes de las PASO, “garpado” por otro de los muchachos “justicialistas", y se había dedicado a incomodar a los transeúntes de la estación de trasbordo del ferrocarril, con preguntas como: ¿Por quién vas a votar?

Poco más tarde se cruzaba con uno de los choferes de La Perlita, que al verlo le gritó desde el mismo colectivo que Moreno estaba destruido por más de 25 años de peronismo.

Pero, en esta última oportunidad, llegaría a la ciudad para entrevistar a los puesteros que reclamaban frente al municipio por su punto fijo en la zona céntrica, derecho establecido con una vieja ordenanza de la época de Julio Asseff, más tarde refrendada por Mariano West y Walter Festa. La misma contemplaba el uso ilimitado de escaparates fijos en la vía pública, indefinidamente para sus titulares y/o herederos, con la obligación de gestionar un permiso anual.

La cita con los afectados (no más de diez) daba comienzo en un domicilio de Moreno, cedido para la ocasión por “un círculo rojo" de la localidad para después trasladarse a una de las plazas principales y efectuar las notas correspondientes.

Tal es así, que las entrevistas que nunca vieron la luz se produjeron en tiempo y forma ese mismo día. Pero la curiosidad se centraba sobre quién había financiado la movida. En cambio, se conocía con exactitud que las mismas verían el aire en el canal de noticias C5N, medio adquirido con guita de la corrupción del gobierno K.

Algunos sindican a un alto político de la ciudad como el financista de tamaña epopeya, aliado del actual gobierno que, debido a su antigua y entrañable relación con algunos de los perjudicados, habría oblado de su bolsillo una suma cercana a los cuatro ceros y en verdes.

Sobre el mediodía todo transcurría con normalidad, los reportajes eran cortos y concisos y obviamente los dardos apuntaban a la intendenta Mariel Fernández, que a través de las autoridades del Instituto Municipal del Desarrollo Económico Local (IMDEL) intentaba dejar sin su sustento a esta gente, para favorecer a los suyos.

Guazzora y sus acompañantes subían los equipos en el vehículo que los había traído hasta la ciudad, mientras se despedían amablemente de los puesteros, que los interpelaban ansiosamente sobre cuándo saldría la nota.

En el transcurso, y no sabemos cómo, la mandataria local se entera de los sucesos y, según cuentan, ni lerda ni perezosa, toma el teléfono que la comunicaría directamente con el Instituto Patria y “la jefa”, para avisar de lo acontecido.

Tal es así, que no había transcurrido ni 15 minutos de la despedida del periodista, que le suena el celular a uno de los entrevistados. Era el mismo Guazzora informándole que había sido asaltado sobre la colectora y le habían sustraído los equipos junto con el material recién recolectado.

En conclusión, las entrevistas nunca fueron emitidas, provocando el airado reclamo del mecenas, que requiere la inmediata devolución del dinero, por la completa insatisfacción de la compra realizada.

Lectores: 731

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: