Información General
Cifras alarmantes

Femicidios en aumento: 160 víctimas desde el comienzo del año y en el contexto de pandemia hubo 97 casos

En el 76 por ciento de los casos, los agresores son parejas o ex parejas de las víctimas. (Dibujo: NOVA)

De acuerdo con el Registro Nacional de Femicidios elaborado por el Observatorio MuMaLá “Mujeres, Disidencias, Derechos”, desde el 1 de enero al 31 de julio del 2020 se cometieron 160 femicidios; es decir, 1 mujer es asesinada cada 31 horas. Y, solo en el contexto de pandemia se produjeron 97 crímenes y 157 intentos de femicidios.

“Es una cifra que nos sigue alarmando”, se consternó Victoria Aguirre, coordinadora de MuMaLá Capital, en diálogo con NOVA. A su vez precisó que “el hogar de la víctima es el lugar más inseguro” y señaló que el vínculo siempre es íntimo o familiar, porque “los agresores son las parejas o ex parejas en el 76 por ciento de los casos”.

Los datos confeccionados por el observatorio detallan que en lo que va del año hubo 143 femicidios directos, 7 femicidios vinculados (niñas y mujeres), 8 femicidios vinculados (niños y varones), 2 trans/travesticidios. Además, en el 5 por ciento de los casos, las víctimas fueron abusadas sexualmente y un 56 por ciento de las víctimas tenían hijos.

Del mismo informe se desprende que 193 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre. “En estos últimos días se han sumado cuatro casos más y la verdad es que está muy complicada la situación para nosotras las mujeres”, se alarmó Aguirre.

La activista señaló que el 20 por ciento de las víctimas ya había realizado una denuncia previa y cuestionó que “el Estado no ha podido encarar estas denuncias de una forma más proactiva para evitar que se transformen en femicidios”, por lo que, en este contexto de pandemia, “muchas de ellas se encuentran en sus hogares con sus violentadores”.

De acuerdo con Aguirre, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se han registrado 5 crímenes. Uno de los últimos casos fue el de una mujer en situación de calle que fue calcinada y de la que hay muy pocos datos y recién se está investigando.

Desde MuMaLá insistieron en exigir a las autoridades nacionales por “la declaración de Emergencia Ni Una Menos y la Emergencia LGBTIQ+. Así como la implementación y ampliación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) de manera integral y transversal.

Otro de los pedidos tiene como punto la aplicación de la Ley Micaela que permite la capacitación obligatoria en materia de género en todas las dependencias públicas porque “necesitamos que el Estado se haga presente y quienes vayan a denunciar violencia de género puedan ser atendidas”, concluyó Aguirre.

Lectores: 643

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: