Judiciales y Policiales
Tras cinco allanamientos

Cayeron dos sospechosos por el crimen de un policía asesinado de un tiro en la cabeza

Iván Triveño tenía 25 años.

Dos sospechosos fueron detenidos este lunes acusados de haber participado del homicidio del policía bonaerense ultimado el viernes de un disparo en la cabeza, cuando intentó frustrar un asalto a un camión repartidor de gaseosas en el kiosco de su madre en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, informaron desde la fuerza.

Las dos detenciones fueron concretadas en una serie de cinco allanamientos, cuatro de ellos en las localidades de Villa Luzuriaga y Los Pinos, del partido de La Matanza, y el restante en Libertad, Merlo.

El hallazgo más importante de los investigadores fue el secuestro en uno de los allanamientos de una pistola Bersa Thunder 40, mismo calibre de la bala que asesinó el viernes al policía Iván Leonel Triveño (25), que ahora será peritada para ver si es el arma homicida, como se sospecha.

Asimismo, los pesquisas se incautaron de otra pistola Bersa Thunder pero calibre 9 milímetros, un vehículo Peugeot 208, distintas chapas patentes, un DVR que almacena imágenes de cámaras de seguridad y una gorra de policía.

En el procedimiento de Merlo, la policía encontró un serpentario, donde uno de los imputados criaba una pitón y una iguana.

Los operativos fueron realizados por efectivos de la Estación Policía Departamental La Matanza, de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Matanza y Morón, el grupo Halcón, Grupo de Apoyo Departamental (GAD), Infantería, Caballería y Policía Ecológica.

Los allanamientos y las detenciones fueron el resultado de una investigación encabezada por el fiscal Juan Pablo Tathagian, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, que pudo llegar a los sospechosos a partir del análisis de cámaras de seguridad y de testimonios.

“En la casa de uno de los detenidos secuestramos una campera inflable negra muy similar a la que usa uno de los delincuentes”, agregó una fuente judicial.

El fiscal Tathagian también espera obtener algún resultado del análisis de una serie de huellas levantadas por Policía Científica de los dos autos que los delincuentes utilizaron en la fuga posterior al crimen.

Uno de esos autos es un Citroën C4 robado el 17 de junio último en San Justo y que apareció prendido fuego en forma parcial en Gervasio Pavón, partido de Morón, y el otro es un Volkswagen Gol blanco que robaron en la fuga y luego dejaron abandonado.

El crimen de Triveño, numerario de la comisaría de San Alberto y papá de una nena de 2 años, se registró el viernes a la mañana en el cruce de las calles Icalma y Esteban Echeverría, de Gregorio de Laferrere.

Todo comenzó cuando un camión que transportaba botellas de Coca Cola estacionó en la puerta de un kiosco, propiedad de la madre de Triveño, y al menos tres delincuentes a bordo de un Citroën C4 lo interceptaron con fines de robo.

En ese momento, el policía observó la situación y dio la voz de "alto", tras lo cual comenzó un tiroteo.

Desde adentro del auto, uno de los asaltantes que se había quedado de "campana" efectuó varios disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza del policía, quien cayó al piso gravemente herido.

Los delincuentes huyeron a toda velocidad y la víctima fue trasladada de urgencia a una clínica de la zona, donde quedó internada en terapia intensiva, pero por la tarde falleció a raíz de la gravedad de las lesiones sufridas.

Lectores: 1124

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: