Provincia de Buenos Aires
Quedaría a 5 metros de la medianera de una casa

Vecinos de Luján harán guardia por turnos para impedir la instalación de una antena sin permiso

La firma tiene todo listo para iniciar los trabajos, pero los vecinos se mantienen en alerta. (Foto: NOVA)

Por Osvaldo Cabral, corresponsal de NOVA en Luján

Personal de una empresa de instalación de antenas de gran envergadura, desembarcó en un terreno del barrio Juan XXIII de Luján, ubicado en la esquina de Zapiola y Palacios, con la intención de descargar materiales para la construcción de bases de cemento, para afianzar una estructura metálica para su utilización como antena de telefonía. Pero, los vecinos del barrio se negaron a que esta mega antena se instale en el lugar, dando aviso a autoridades municipales.

El cuerpo de inspectores de la Municipalidad de Luján se presentó en el lugar y labraron un acta, en contra de la continuidad de las tareas, pero una vez retirados del lugar los trabajadores de la empresa que aseguraron que luego de comerse un asado se retirarían, descargaron materiales de construcción y baños químicos, como para continuar a posterioridad con las tareas.

Las mismas estarían "autorizadas" por medio de un permiso precario, aunque no habrían pagado la totalidad de las habilitaciones. De este modo esa antena podría instalarse sin problemas, salvo una revisión de los permisos, de los estudios de impacto ambiental y de la consulta con los vecinos, quienes hasta el momento están totalmente en desacuerdo, debido a que solo con el armado de la estructura se producirá la desvalorización de los domicilios, puesto que “nadie quiere vivir al lado de una antena con irradiaciones”, y nadie hasta el momento puede asegurar que no son nocivas estas transmisiones de antenas de telefonía celular, dado que “es una eterna discusión, y nadie quiere firmar un papel que garantice la salud de los vecinos, y una vez que esté en funcionamiento nadie podrá hacerla desarmar”, expresaron algunas fuentes consultadas .

Los inspectores municipales volvieron al lugar y explicaron a los vecinos que esta antena tendría permisos desde hace más de un año, cuando los vecinos también protestaron e impidieron el desembarco de esta empresa encargada de las construcciones.

Por lo que durante la noche de este miércoles, según informaron se organizarán por turnos para hacer guardias, con el objetivo de impedir la descarga de materiales y la realización de la base de cemento, de aproximadamente de 5 a 7 metros cúbicos de ese material, para la colocación del poste metálico de gran altura en el lugar, a apenas 5 metros de distancia de la medianera con el vecino.

Hasta el momento, desde la Municipalidad, los funcionarios actuantes se negaron a dar información a los vecinos sobre quién o quiénes serían los propietarios del terreno o de quiénes son los que figuran en un contrato de alquiler por el que la empresa habría pagado una gran suma de dinero.

Pero, según fuentes consultadas, quienes tendrían la posesión de este lote baldío estarían estrechamente relacionados con un funcionario de la gestión municipal del saliente Oscar Luciani, período de gobierno que llegó hasta el 10 de diciembre del año pasado, durante el que se habría habilitado la instalación de esta gran antena de telefonía sin consulta previa a los vecinos y cuya obra no contaría con un estudio de impacto ambiental -o bien no se dio a conocer hasta el momento a los lugareños-.

Ahora la pelota está en la cancha de una nueva gestión de gobierno comunal, que deberá decidir qué hacer con este asunto que afecta a un barrio que por años fue postergado en cuestiones de obras públicas, seguridad y desarrollo habitacional. Y, en medio de este escándalo barrial se acordó por parte de un grupo de vecinos dirigirse este jueves por la mañana al Palacio Municipal con el fin de obtener respuestas concretas.

Lectores: 405

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: