Información General
Exclusivo de NOVA

"Necesito que me maten": el crudo relato de Carlos Robledo Puch

Carlos Robledo Puch quiere que el pueblo argentino "sepa que yo no maté a nadie". (Foto: NOVA)

Carlos Robledo Puch dialogó en exclusiva con NOVA desde la celda 17 del pabellón 8 de la unidad 26 de Olmos, en el partido de La Plata, y dejó en claro varios mensajes para la sociedad argentina.

"Nunca lastimé ni maté a nadie", aseguró el célebre personaje conocido como el "Ángel de la Muerte", al tiempo que aseguró que "todos los homicidios que me cargaron los cometió Jorge Ibáñez", a quien acusa de haber sobornado al subcomisario que llevó adelante la causa para inculparlo a él.

También apuntó contra el oficial sumarial Juan Carlos Ojeda. "Es un mentiroso hijo de puta que escribió un librito de mierda".

Con un notable sufrimiento, Robledo Puch contó que tiene tres hernias, la próstata destruida, el cuero cabelludo lleno de grasa, asma, EPOC, los medicamentos para el asma no me hacen nada y tengo que inocularme agua tibia en el ano cada vez que voy a defecar".

"Necesito que me maten", aseguró Robledo Puch, que insistió que con los Ibáñez "nunca participé en hechos con homicidios.

Para sumar más cuestiones turbias a la situación, manifestó que "a mi mamá la secuestraron y asesinaron en democracia", y falleció el 8 de julio de 1993, al tiempo que su padre falleció en dudosas circunstancias un 31 de diciembre a las 23.30. Él presume que lo envenenaron, dado que se robaron la correspondencia que él le envió a sus padres.

Mensaje a la sociedad argentina

"La sociedad argentina, que se acuerde de las palabras de (Martín) Güemes: 'Hasta los gusanos de la tierra levantados en armas hasta que seamos libres'", sentenció Robledo Puch que lamentó la situación que atraviesa el país.

"La sociedad argentina es testigo de lo que hacen los gobernantes con ellos", manifestó, y añadió: "Este país arrancó malparido desde el tiempo de la colonia". Por otro lado, consideró que la Argentina "se perdió la oportunidad de tener un presidente de la Nación de lujo como fue Aldo Rico, el único peronista en el país aparte de mí".

Robledo Puch también acusó de traidores a la Patria a Cristina Fernández de Kirchner y a su hijo Máximo, y aseveró: "Odian al pueblo argentino".

"Necesitamos un gobierno de militares sanmartinianos, porque los políticos son unos hijos de puta", dijo, y sumó: "Solo Dios sabe lo que les espera a los argentinos ahora".

Eutanasia

Carlos Robledo Puch volvió a insistir en que "necesito que el Estado me dé la inyección letal, porque estoy sufriendo muchísimo. Que me den una muerte digna. Que me den la inyección letal así dejo de sufrir", al tiempo que manifestó que "no me la dan porque quieren que sufra".

Si bien le contó a NOVA que no le tiene miedo a la muerte, sí tiene temor de "morir asfixiado", porque "todo mi organismo funciona mal".

Además, hizo hincapié nuevamente en que quiere que la Argentina sepa que "yo no maté a nadie, quiero estar en paz de que el pueblo argentino sepa que no maté a nadie. Me arruinaron la vida y la de mis padres", concluyó.

Lectores: 1037

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: