Gremiales
Exclusivo de NOVA

Roberto Tercero, secretario adjunto del Sindicato Vial Córdoba: "La pandemia fue un viaducto para la merma de derechos"

Roberto Tercero, abogado y secretario adjunto del Sindicato Vial Córdoba.

Por Nöel Gibelli, corresponsal de NOVA en Córdoba

Roberto Tercero es abogado y secretario Adjunto del Sindicato Vial Córdoba. Nació en Guatemala, pero de pequeño se radicó junto a su familia en Argentina. Hijo de madre cordobesa y padre centroamericano, dialogó con NOVA sobre su militancia peronista, sus proyectos solidarios y la enseñanza que le dejó la pandemia.

- ¿Cuáles fueron las circunstancias que lo llevaron a tierras cordobesas?

- Los avatares de la vida hicieron que mi familia tomara la decisión de venir al país de mi madre. A pesar de haber nacido en Guatemala las raíces se desplegaron con mayor ímpetu en Córdoba, por lo que me siento te diría producto 100 por ciento cordobés.

- ¿Cómo fue su etapa universitaria?

- Una de mis mejores etapas. Ingresé a estudiar Derecho a la Universidad Nacional de Córdoba y después de mucho esfuerzo y apoyo de mi madre me pude recibir de abogado. Fue una etapa marcada por la militancia política y siempre en defensa de la educación pública, donde además tuve oportunidad de conocer a grandes compañeros. Si bien luego mi camino derivó en los temas gremiales, adherí de manera indudable a la filosofía peronista, una gran parte gracias a mi vieja y el resto gracias a los compañeros que crucé en la vida de estudiante.

- ¿Qué lo movilizó a involucrarse en política?

- Como te expresaba, mi espacio de militancia fue siempre de base, jamás accedí ni fue mi interés acceder a algún cargo político, reconozco que tampoco hice el mérito tal vez para poder estar en uno, pero la política me marcó otro camino, el de la militancia, el de los derechos laborales más aún desde el espacio donde trabajo y el de los derechos de aquellas personas que por alguna razón no tienen las mismas posibilidades que otros si tenemos.

La política es una herramienta que debe ser utilizada por todos y todas, algunos como funcionarios otros desde la base, pero siempre pensando en equilibrar y no permitir que algún sector se vea desplazado.

- ¿En qué cargo se desarrolla actualmente?

- En la actualidad y en virtud de la militancia gremial soy secretario Adjunto del Sindicato Vial Córdoba, que representa a las trabajadoras y trabajadores de Vialidad Provincial. Ejerzo mi función sin licencia gremial, es decir, realizo mis tareas en el área que tengo asignada como las sindicales. Debo destacar que al ser un sindicato pequeño, los tiempos y cosas que atender dan la posibilidad de no requerir una licencia gremial para ello. A su vez he participado y participo activamente de la militancia peronista, y por supuesto dentro del movimiento sindical, algo que también heredé de mi madre.

- ¿Cómo cree que afecta la situación de pandemia a la provincia?

- La situación afecta a todos de igual manera porque es un hecho sin antecedentes que, por lo menos, yo conozca. Es claro que en nuestra provincia afectó y afecta de manera durísima la cuestión económica. Si bien Córdoba tiene de todo para salir adelante en situaciones complicadas, creo que estas circunstancias nos van a mostrar una nueva forma.

Me preocupa que esta pandemia haya sido viaducto para efectuar mermas de derechos en algunos sectores de trabajadores, máxime teniendo en cuenta que Córdoba tiene un Gobierno peronista tanto provincial como ahora municipal. Reducción de los haberes previsionales, recorte de salarios en el sector municipal, medidas que creo podrían haber sido discutidas entre las partes, algo consensuado, pero claramente no era esa la intención.

No obstante, agradezco que tengamos el Gobierno nacional que tenemos, un peronismo que defiende al más débil, que escucha, que puede consensuar, que no es patrón de estancia. Espero que todo esto nos enseñe que de acá se sale entre todos como parte de las decisiones.

- ¿Cuál es su postura frente a la situación de sanidad que atraviesa nuestro país y cómo se cuidan usted y los suyos?

- Creo que debemos ser más conscientes como sociedad de que debemos cuidarnos entre todos y todas, ya lo dijo nuestro Presidente, este virus es silencioso y solamente cuidándonos entre todos podremos salir. Me parece que a pesar de haber sido y ser aún un camino duro, la cuarentena vino a dejar claro que el fin es evitar muertes, que la vida del ciudadano que está a mi lado es tan importante como la mía, y que el esfuerzo vale la pena.

Creo que en nuestra sociedad hemos pasado muchos virus silenciosos, de esos que no nos afectan física y clínicamente, sino que nos ciegan y nos mutilan. Por eso debemos, a mi modo de ver, arraigar que es entre todos que podemos resolver cualquier situación. En mi ámbito tanto familiar como laboral tratamos de cuidarnos al máximo, salir cuando es absolutamente necesario, llevando a cabo los protocolos correspondientes, pero sin dejar de lado el hecho de que vamos a tener que aprender a convivir con este virus hasta que Dios nos muestre el camino de una vacuna.

- ¿Realiza tareas fuera de su trabajo que mantienen su espíritu solidario?

- Antes de la militancia gremial comencé realizando actividades en un grupo de chicas y chicos con discapacidad que desde hace más de treinta años funciona en la Iglesia del Carmen en la calle Figueroa Alcorta al 160, sobre la Cañada. Su nombre es “Amigos Fuertes de Dios” y me ha dado más de lo que he podido colaborar. El amor al otro, la paciencia, el siempre estar para vos son valores que uno aprende en ese espacio, y al que aprovecho a invitar a quien quiera y pueda venir a experimentar algo tan hermoso.

La iglesia del Carmen es la que todos los años realiza la Navidad para quienes no poseen un espacio familiar donde poder pasarla, es una Institución que siempre ha dedicado su tiempo para cubrir al prójimo, y hoy este evento es conocido por todos los cordobeses al punto que suelen ir familias completas para pasar las fiestas.

- ¿Este escenario de emergencia lo ha llevado a la reflexión en el plano íntimo y personal?

- La verdad que sí, el estar de repente inmersos en una situación que al principio parecía como sacado de una película, en donde tenías que quedarte encerrado por miedo al contagio, el tener que estar mas separado de mi hijo a veces, hace que uno reflexione.

Pero la conclusión de este tiempo, en donde pude conversar hacia adentro, a veces en soledad plena, me hizo valorar aún más las posibilidades y las cosas que Dios y la vida te dan, en lo mal que a veces la pasan otras personas que no tienen ni la mitad de las posibilidades que gracias a Dios uno pudo tener, en saber que hay cosas simples que a veces nunca le damos bolilla, y principalmente a que debemos ser cada día mas solidarios.

Esto nos va a traer modificaciones muy profundas, y espero que a nivel mundial entendamos que debemos priorizar otras cosas, la salud, la educación, la distribución de la riqueza, que son factores muy importantes y que espero que la política de hoy centre todos sus esfuerzos en cumplir mínimamente esos objetivos.

Lectores: 1762

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: