Interior del país
Caso Schaerer

Chaco: Salgán, "un condenado inocente" pide celeridad a la Corte porque "no tenemos la vida comprada"

"En esta causa se violaron todos los derechos y garantías, habidas y por haber. Desde un inicio se necesitó tener responsables, hicieron de un delito repudiable y horrible un show y disputaban el protagonismo", sostiene Salgán.
Oscar Salgán, elevó una carta al Presidente en la cual pide justicia al considerar que “es inocente”, al igual que su hermano Sergio, ambos alojados en la Unidad Penal N° 7.
Oscar Salgán, reclama que debería estar en libertad al considerarse un “condenado inocente”.
Opina que en la “ejecución de la pena se aplica castigo y venganza, no así justicia”.
En una carta manuscrita que le fuera enviada al Presidente mencionó la reforma judicial y pide que este caso se revea.
A su vez advierte que está “dispuesto a hablar y contar todo lo que la Justicia y los funcionarios de DD.HH. quieran y que constaten la veracidad de lo que dice”.

“Sinceramente, lucho por mis 5 hijos. Existen días en los cuales me cuesta levantarme y volver a luchar contra una Justicia injusta”. Las palabras corresponden a Antonio Salgán, hoy con 46 años sigue detenido en la U.P.F N° 7 de Resistencia por el caso de Cristian Schaerer. Encerrado desde 2013 en un proceso que él considera no respetó la verdad y las pruebas, se define a él y su hermano como “condenados inocentes”.

En ese sentido, y luego de que por medio de NOVA hiciera pública la carta manuscrita que envió al Presidente Alberto Fernández y se dirigiera a la Justicia y a la opinión pública vuelve a hablar para pedir que lo escuchen. “También solicito celeridad en la contestación de la Corte Suprema, que, desde el 2017, estamos esperando un nuevo fallo. Cuando llamamos, un secretario siempre nos indica que la Corte no tiene plazos. Nosotros tampoco tenemos la vida comprada”, reflexiona Salgán al pedir una definición en cuanto a su libertad.

Pero, además, Salgán se anima a hablar de todo. Del día en que lo llevaron detenido, de los procesos judiciales, del “Vasco” Schaerer, Pompeya Gómez, la Justicia y la influencia de los medios de comunicación, a su entender, en cómo los jueces definen los juicios.

En 2013, la Cámara Federal de Casación Penal impuso 17 años para los hermanos Sergio Gustavo y Oscar Antonio Salgán, como “partícipes necesarios” del secuestro extorsivo de Cristian Schaerer ocurrido en la medianoche del 21 de septiembre de 2003 en Corrientes, en el barrio Las Tejas, en la puerta de su casa.

“Por otra parte, sepan que la sentencia de 2013 se contradice con la de 2017, incongruencias, diferencias, entre un fallo y el otro, y ello sucede porque no existen elementos serios de culpabilidad. Existen tres verdades en la Justicia, primero fuimos absolutamente inocentes, luego parcialmente culpables del delito (porque 2 jueces revirtieron por mayoría nuestras inocencias, pero uno continuó sosteniendo la inocencia dictada por los 3 jueces del Oral) y la tercera sentencia discrepa con la segunda sentencia. Esto ocurre porque hilan tan finito que los agujeros salen a la luz. Debo decir que para condenar a una persona se necesita de certeza absoluta, es preferible tener a un presunto culpable en libertad, que condenarlo. Si existen dudas debe absolverse. Además si existe certeza para condenar debe ser por medio de juicio oral y público. Nosotros fuimos absueltos por unanimidad en juicio, y ¿qué certeza existe luego de ser absueltos? Y de que para completar las condenas no fueron unánimes, también estuvieron presentes los votos de inocencia”, agrega el detenido.

_¿Dónde estaban ustedes cuando pasó el secuestro extorsivo de Cristian Schaerer, cómo era su vida antes del hecho?

_A nosotros nos detienen de manera arbitraria y claramente para dar respuesta a un delito cuyas características fue el primero en Corrientes y ello se notó porque ni la Policía ni el fiscal estaban a la altura de las circunstancias. Eso fue notorio. Un claro y concreto ejemplo fue el hecho de que permitieron que la señora Pompeya, quien lógicamente estaba fuera de sus cabales, realice un reconocimiento fotográfico hacia mi persona "impropio o improcedente" ya que según la propia manifestación de Pompeya, ella y el señor Azula (abogado), dicen estar en una especie de colina o pendiente y que le indican telefónicamente que arrojen un bolso; en ese momento salen dos personas de un yuyal con gorra y pelo largo. Lo más impactante y consta en el expediente es que en el juicio se les pregunta a ambos si ellos estaban observando desde arriba a estas personas, sí en algún momento ellos los observaron y miraron hacia arriba y los dos contestaron que “no”, es decir vieron figuras no rostros.

Por otra parte quedó más que acreditado que en los horarios y días en que pretendieron ubicarme por ejemplo en Paraguay, y hablando en distintos lugares, según una testigo reservada que todos sabían su adicción a los juegos de azar, yo comprobé por medio de prueba documental (planilla de asistencia de la universidad) que estaba en las diferentes asignaturas. Ingresaba a las 15 y egresada a las 22. Eso figura acreditado con declaraciones testimoniales de testigos que se presentaron espontáneamente, hablo de estudiantes de Derecho, vecinos. Además, existía imposibilidad física de estar en dos lugares al mismo tiempo y con una separación de más de 800 kilómetros con frontera de por medio.

Mis calificaciones solo eran posibles de obtener si era un estudiante aplicado y dedicado. Yo estaba culminando el primer año de abogacía con notas elevadas: 8, 9 y 10, asistencias prácticamente perfectas durante todo el año, la exigencia de la calidad de los abogados que eran los profesores requería de continua dedicación esfuerzo y esmero.

Gabriel, estaba terminando el 6 to año de la escuela técnica, tenía 18 años. También por medio de un espejo retrovisor de un vehículo dicen verlo en Paraguay. Necesitarían primero detenerme a mí y a mí hermano porque no daban con mi padre. Después lo extorsionaban a mi padre que si no hablaba nosotros seguiríamos presos. Ejemplo acreditado en la causa, ya que a la madre de mi hermano, Ester Sudo, la soltaron creyendo que iban a intentar dar con ella a los prófugos. Luego la volvieron a detener.

¿Por qué crees que el Vasco sigue refugiado en Paraguay?

_Sigue refugiado por que debe responder por múltiples delitos cometidos en la provincia de Corrientes, jamás supe de su existencia hasta que se dio está situación tristísima para ambas partes.

_¿A ustedes los condenan por ser hijos de Caniche?, ¿Los juzgan por prejuicios?

_Por medio de prejuicios formados, instalados o plantados. Estigmatizados por el solo hecho de ser vinculados al delito

_¿Crees que hubo y/o hay hoy todavía algún tipo de influencia para que sigan detenidos?

_Siempre existió influencia, presión condicionamientos, popularmente, aprietes. Debo destacar la honradez de los jueces que nos absolvieron, ya que no se dejaron llevar por los delincuentes que siempre intentaron hacer creer que éramos, cuando la realidad a través de pruebas se comprobó todo lo opuesto.

Si hubo influencias que no quepa la más mínima duda, imagínese que el fiscal (Oscar) Resoagli cometió 8 supuestos delitos y eso según lo que el tribunal oral pidió apreciar durante el desarrollo del juicio, imagínese lo que no descubrieron, y jamás lo investigaron a pesar de la orden de la jueza (Lucrecia) Badaro.

Este fiscal, se reunía con un prófugo de la Justicia en un país extranjero. El Vasco torturó con conocimiento del fiscal, y no lo digo yo, surge del expediente. Armó a un civil quién se presentó y dijo conocer y saber adónde se encontraba (Rodolfo Ruso) Lohrmann –jefe de la banda de secuestradores-. Este ciudadano paraguayo, presentó documentación de identidad y solicitó armas, una suma de dinero y teléfonos celulares. El fiscal armó a este civil para que vaya a un país extranjero armado. Conclusión: no apareció más y al investigar su identidad se dieron cuenta que la documentación que presentó era apócrifa "trucha".

Tengo, ya que me vienen a la mente, no menos de diez barbaridades, trajeron a un preso desde Córdoba -Juan Francisco Viarnes- y varios nombres más, ya que estaba de por vida preso pidiendo una mejoría en su situación de detención. A cambio dijo conocer a los detenidos en Lisboa y a mi padre, le proveyeron celular en Gendarmería (Escuadrón 48), todo consta en el expediente. Resultado: lo termino denunciando al fiscal.

Quiso hacer incorporar como medio de prueba al debate oral, una carta de un ciudadano brasilero, vaya a saber de quién, sin que se realicen los trámites necesarios y obligatorios de Cancillería, Consulado. Y encima supongamos que acepten ese papel sin aval probatorio alguno, tampoco se presentaría en el juicio para ratificar o rectificar sus dichos. Fue una investigación plagada literalmente de anomalías, abusos, excesos y delitos sumamente vergonzosos como notorios y acreditados. Dudo que exista alguna causa en la que se haya permitido tantas cosas ilegales, ilegítimas y violatorias del derecho de defensa.

Me consta que Pompeya Gómez, a pesar de que a todos las partes, en juicio les quedo más que claro, y a ella especialmente, que nosotros no teníamos nada que ver con el delito. Sin embargo, desde que nos absolvieron Pompeya era clienta de Comodoro Py. Estoy de acuerdo que busque incansablemente justicia. Pero justicia no saciar su sed de venganza y encima hacia personas ajenas al delito. Y logró convencer a dos de los tres jueces, es decir, a los dos que condenador al menos que se sepa a un inocente. Sabido es que la política va de la mano con la Justicia, y más aún si son funcionarios con altos cargos. El Vasco fue ministro de Salud de una provincia. Tienen roce, contactos.

Por otra parte quien le hizo tanto daño a la Justicia fue Patricia Bullrich, y aún insiste en opinar, le consta a los hombres de derecho que ella estuvo en Corrientes y en Misiones, específicamente, dando órdenes, disciplinando y condicionando a jueces y fiscales. Esto es más real y viejo que el bien y el mal.

Todo esto se ve lapidariamente expuesto o demostrado con el informe dado por la O.E.A. que destapa la corrupción de Comodoro Py, y el Consejo de la Magistratura.

Esto es como la causa Itatí, el juez (Carlos) Soto Dávila no veía, no sabía él acerca del narcotráfico que había en su territorio, sin embargo, un juez de Buenos Aires intervino, pero él no sabía nada.

Pompeya debe buscar justicia no saciar en inocentes su venganza por más que resulte difícil.

_¿En estos años, alguien se interesó por mostrar la inocencia de ustedes?

_Debo decir mi abogado Jorge Barboza, es primero una persona querida por mí, después es abogado, a él le consta y no le cabe ningún tipo de dudas de que somos inocentes. Pasa que lamentablemente, la basura de los funcionarios judiciales desemboca debajo de la alfombra, es difícil luchar contra tanto poder, y más que nada en contra del dolor.

Todos piensan, abren puertas y permiten que se hagan cosas que legalmente no corresponden por el hecho de que en este caso Pompeya no encuentra a su hijo. Las pruebas se evalúan, pero no en base al dolor, de lo contrario sucede, lo que hoy escuchaba del caso Lucía López en Cámara del Crimen por TN. Absuelven en juicio a tres imputados y casación revoca la sentencia. Y ¿qué opina la sociedad, los periodistas, con el rol tan importante que tienen? Se animan al menos a decir, prudencia porque tres jueces los encontraron inocentes o con insuficiencias de pruebas, no, es más fácil y tendrás mayor compañía el decir está bien, fueron arbitrarias las absoluciones. Esa es la realidad, no seamos hipócritas, pero nuestra situación con la simple lectura se descubre que somos inocentes.

_¿Crees que los medios de comunicación influencian en los fallos de la Justicia?

_Como primer medida quiero destacar el principal factor del mal funcionamiento de la Justicia. Quien puede negar la influencia de los medios de comunicación y el remplazo de la prueba de culpabilidad por la necesidad social de castigo. A ello digo que luego de la guerra fría, con la revolución electrónica y de la comunicación, el mundo de los negocios descubre que la verdad no es importante, que lo que cuenta en la información es el espectáculo, la conmoción mediática que se debe generar, es por eso que en los grupos televisivos o medios de comunicación, se encuentran a personas que nada tienen que ver con el periodismo o la información, solo son grandes hombres de negocios con intereses al respecto.

No es la Justicia la que se niega a reconocer nuestras inocencias, la Justicia ya la reconoció, estos jueces "condena inocentes", en este, como en tantos otros casos, juegan su partida en el poder, de querer justificar lo injustificable. Fueron 9 meses de careos, de ver y escuchar a los diversos testigos, las pruebas documentales, todo fue adquirido a través de la inmediatez que es el medio más efectivo para llegar a la verdad o a la máxima aproximación de la misma.

Ninguno de nosotros se dedicaba al delito, éramos estudiantes, y ello está probado no solo por la ausencia absoluta de antecedentes sino también por nuestros estudios.

Inventaron y alimentaron responsabilidad en el delito, desde lo mediático, no solo sin pruebas que avalen los dichos, sí no que las pruebas comprobaban todo lo contrario.

_¿Qué cosas aprendiste en la cárcel?

_Aprendí que en la vida existe la verdad real y la que desea formar o crear el poder; miente, miente que algo quedará. De tanto escuchar con un solo oído y mirar con un solo ojo, se llegó a este desastre investigativo, que es tener a muchas personas presas siendo absolutamente "inocentes".

Todo lo suponen, y si es por suposiciones, porque no tienen en cuenta los dichos del preso en Portugal, el Ruso, quien dijo que en esta causa hay muchas personas condenadas que son inocentes, entre ellos dijo estudiantes. Podríamos deducir que los únicos estudiantes en la causa somos mi hermano y yo, y que para este tipo de delitos se necesitan 4 o 5 personas. No lo tienen en cuenta porque va en contra de sus intereses o intenciones que es sostener está vergüenza.

_¿Qué le dirías a la Justicia?

_ A los jueces de la Corte Suprema, les digo simplemente que yo comencé a estudiar abogacía porque creía en la Justicia, y no solo en la teoría si no en la práctica. Solo necesitamos que se ajusten a derecho, es decir, que sean honestos e imparciales nada más que eso y que revisen el porqué no investigaron los 8 delitos que cometió el fiscal. ¿Por qué?

En esta causa se violaron todos los derechos y garantías, habidas y por haber. Desde un inicio se necesitó tener responsables, hicieron de un delito repudiable y horrible un show y disputaban el protagonismo.

_¿Qué podés decir del encierro?

_Cuento una anécdota que me quedó grabada de por vida: allá en noviembre de 2003, cuando me roban la vida e ingresan a un mundo sin derechos, me alojan en el escuadrón 48 de Gendarmería Nacional de Corriente, en ese entonces mi abogado era Jorge Olivera, me procesan por un reconocimiento que no era el adecuado, ya que si la percepción fue de manera personal, lo correcto era practicar un reconocimiento en rueda de personas, sin embargo, utilizaron el método más usado cuando se desea direccionar un resultado, que era "apuntar", habían transcurrido más de 2 meses, del 21 de septiembre al 20 de noviembre. Esos 2 meses una madre que desesperadamente buscaba a su hijo. ¿Cómo podría estar psicológicamente? Mal y es lógico como entendible no podría estar de otra manera. No estaba en condiciones de reconocer a nadie y con el agregado de que tanto Pompeya como Azula los "reconocedores" confesaron en juicio que las dos personas que dicen cobraron el rescate, jamás los miraron a ellos “que no pudieron ver las caras” y sostenían que éramos nosotros, una vergüenza no solo de la instrucción sino también una irresponsabilidad por parte de Pompeya, pero como es la madre que está sufriendo todo se permite. Es injusto.

Sigo con la anécdota. Olivera, me visita en el Escuadrón 48, y me dice que un abogado jamás debe decir "te saco". Pero que mi situación era la excepción, entonces le pregunto pero ¿qué porcentaje existe de que me suelten? Lo pregunté porque me trataron como si fuese un terrorista, el más peligroso de los delincuentes, cuando yo era estudiante. El abogado me contestó el 100 por ciento que te liberan. Debería haber sido así si el juez Soto Dávila hubiese al menos observado las pruebas verdaderamente "contundentes e irrefutables". No solo se presentaron testigos de manera espontánea, sino que las asistencias de la universidad tiraban por tierra la acusación. Jamás existieron riesgos procesales. Estuvimos 5 años de prisión preventiva, sin antecedentes y siendo estudiantes, una locura.

“Me robaron la vida”

“Me absolvieron el 28 de agosto de 2009, me casé tuve 4 benditos hijos, me robaron la vida y la de mis hijos y que se entienda de una vez, no debo pagar por lo que no hice, ni cargo con conciencia sucia, porque soy ajeno al delito pesimamente investigado. La señora Pompeya debería buscar justicia, al igual que nosotros la buscamos, no venganza”. “Lucharemos hasta lograr ser atendidos por personas imparciales nada más que eso necesitamos”, reflexiona Salgán en el final de la entrevista.

“A pesar de ser inocentes, pagamos por un delito que no cometimos, y encima pretenden no concedernos las transitorias y condicional que por ley deben ser otorgadas. Alegan que se podría entorpecer la investigación debido a un eventual tercer juicio. Desde 2014 está elevado a juicio y un informe actualizado del juez de extradición dice que los extraditarán cuando cumplan las condenas impuestas en Portugal. Entonces, ¿cuándo? Además estuvimos 8 años en libertad, y jamás entorpecimos nada, siempre ajustados a derecho. Pero pretenden negarnos derechos por qué ´podríamos´. ¿Hasta cuándo sacando suposiciones? ya pagamos por algo que no cometimos. Basta, por favor. Todos reconocen que es ilegal e injusto, pero nadie hace nada”, cerró Salgan desde la cárcel de Resistencia.

Lectores: 1714

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: