Predicciones
¿Qué nos deparan los astros?

Luna Nueva en Cáncer: amor propio, amor eterno

Eva Pérez Rigatou, astróloga.

Por Eva Pérez Rigatou, (*) especial para NOVA

El 20 de julio tenemos Luna Nueva en Cáncer; se trata del segundo novilunio de este mes en el mismo signo. Como varias veces les he explicado, la Luna Nueva indica inicios, nuevos comienzos, nuevos proyectos y metas. El signo de Cáncer nos habla del autocuidado, de los mecanismos de defensa y protección frente a lo que nos hace daño, de la familia y de las raíces, del pasado, de las emociones que sentimos y proyectamos a los demás.

Sol y Luna estarán en el afectuoso Cáncer, pero Júpiter, Saturno y Plutón están en el signo opuesto, Capricornio. Venimos de un largo periodo donde las obligaciones, las responsabilidades, el control y las limitaciones nos han hecho descuidarnos un poco. No nos permitimos disfrutar la vida diaria, sino vivimos estresados y algo amargados.

La segunda para este mes Luna Nueva en Cáncer nos da entonces la oportunidad de permitirnos dar algunos gustos, de automimarnos y cuidarnos. También nos hace poner los límites entre las presiones de la familia y de la sociedad. Es el momento donde te das cuenta que decir “no” es una buena decisión.

Asimismo, se hace un descarte de personas que están en nuestro entorno cercano. Ahora eliges tú quién quieres que sea tu familia. Si, por ejemplo, estás en una relación que no te nutre, es el momento de cerrar este capítulo e invertir en amarte a ti mismo. Igual, si sientes que un familiar, un amigo, un compañero te hace daño y no te da un feedback emocional, es momento de despedirte de esta persona.

Yo personalmente puse en mi lista de deberes: “Dar más abrazos a las personas que me quieren y quiero” y “no permitir que nadie me machaque emocionalmente”.

Mercurio, el planeta de la comunicación se encuentra directo en Cáncer; nos comunicamos a través de la emoción, de la intuición y de la memoria. Es momento de resolver asuntos del pasado ¡pero ojo! Marte y Quirón están conjuntos en Aries; ahora no nos callamos más, y las heridas nos hacen más vulnerables y explosivos. Hay un conflicto emocional que hace a nuestro guerrero herido querer gritar lo que sufre por falta de iniciativas y fuerza.

El trígono de la bella Luna en Cáncer con Neptuno en Piscis agrega más sensibilidad en este proceso de amor propio. Sentirás la necesidad de estar en contacto con tu niño interior. Este niñito que busca la atención de sus seres queridos y cuando llora, busca refugio en sus abrazos. Cuanto hemos olvidado y descuidado este niño interior. Y ustedes, ¿quÉ tanto cuidan y miman a su niño interior?

(*) Instagram: @astroevitaperez

Lectores: 1588

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: