Interior del país
En Ushuaia

Bugs Bunny y Roger Rabbit se suman: la justicia fueguina convoca a una audiencia para evitar la matanza de conejos

Los conejos tienen gente que defienda sus intereses.

La justicia de Ushuaia convocó al Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic) y a miembros de dos asociaciones protectoras de animales, para que acuerden un plan alternativo a la matanza de conejos con gas fosfina propuesta por el organismo para erradicarlos, informaron fuentes judiciales.

La audiencia es uno de los puntos de la medida cautelar dictada por el juez Federal de Ushuaia, Federico Calvete el pasado 7 de julio, cuando le prohibió al Cadic -dependiente del Conicet- llevar adelante la erradicación de estos animales, y consideró factible aplicar un "plan alternativo" presentado por las dos entidades que iniciaron la demanda judicial, que son la Asociación de Abogados y Funcionarios para la Defensa de los Animales (Afada) y la Asociación Amigos del Reino Animal Fueguino (ARAF).

El Cadic decidió el control poblacional de los conejos debido al "riesgo ambiental" y a los "inconvenientes" generados por la especie en inmediaciones del edificio del organismo.

Sin embargo, Afada y ARAF se presentaron ante la justicia argumentando que la erradicación de estos animales amenaza la "fauna silvestre y la diversidad biológica", y que la sustancia pensada para la fumigación resulta "altamente tóxica para cualquier ser vivo".

Al hacer lugar a la medida cautelar, el juez entendió que las asociaciones demostraron "los derechos que asisten a los animales no humanos, y que también merecen protección judicial".

"El ecosistema protegido está conformado por el medio ambiente, los recursos naturales y también por los seres vivos que habitan en el mismo. Se debe procurar un equilibrio en el que las personas sean espectadores que eviten en lo posible alterarlo, que se sirvan del mundo sin destruirlo, y lo conserven para las generaciones futuras", escribió el magistrado en su fallo.

También dispuso la convocatoria a una audiencia para aplicar un plan presentado en el expediente por las protectoras, y que consiste en la captura de los ejemplares mediante jaulas trampa, su castración quirúrgica por un médico veterinario y su traslado a un predio especialmente acondicionado.

Si bien el fallo de Calvete fue rechazado y recurrido por el Conicet ante la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, en Chubut, hasta el momento la cautelar está vigente y por eso fue convocada la audiencia establecida en la resolución judicial.

A ese encuentro fueron llamados también representantes del Gobierno provincial y del municipio de Ushuaia, mientras que se dispuso que las autoridades del Conicet podrán participar por videoconferencia.

El organismo científico considera al conejo "una especie exótica invasora" que "destruyen zonas completas de vegetación nativa, arruinando el suelo y también la capacidad productiva" y que al "cavar en busca de raíces y para construir madrigueras, dañan yacimientos arqueológicos y paleontológicos", entre otros perjuicios ambientales.

A su vez, sobre el plan alternativo de traslado de los animales a un predio acondicionado, lo consideran "inviable", porque "está basado en premisas falsas, no ofrece una solución al problema de fondo, viola la normativa existente y representa un antecedente peligroso para el manejo de las especies exóticas invasoras en todo el país y en Tierra del Fuego en particular", aseguró el Conicet en un comunicado oficial sobre el tema.

Lectores: 1223

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: