Opinión
Puntos de vista

Argentina y la esclerosis lateral amiotrófica

María del Carmen Taborcía, abogada y escritora.

Por María del Carmen Taborcía (*), especial para NOVA

La esclerosis lateral amiotrófica es un trastorno que se puede abreviar con sus siglas: ELA. “Esclerosis” significa que en la parte de la médula espinal afectada se desarrolla un tejido endurecido donde debería haber nervios sanos; “lateral” porque la enfermedad afecta a los lados de la médula espinal, donde se encuentran los nervios que alimentan a los músculos; y “amiotrófica” indica que los músculos han perdido su capacidad de nutrirse, se vuelven más pequeños y se debilitan.

La ELA lesiona las neuronas motoras, o motoneuronas, del cerebro y de la médula espinal. Estas son células que controlan los movimientos musculares. Las neuronas motoras superiores envían mensajes desde el cerebro hasta la médula espinal, y las neuronas motorasinferiores envían mensajes desde la médula espinal hasta los músculos.

El sistema neuromuscular permite que nuestros cuerpos se muevan y está formado por el cerebro, muchos nervios y los músculos. Cosas que hacemos cada día como respirar, andar, correr, levantar cosas, tomar un vaso de agua, están controladas por el sistema neuromuscular.

Con el paso del tiempo, la ELA hace que las neuronas motoras del cerebro y de la médula espinal se vayan encogiendo hasta acabar por desaparecer, de modo que los músculos dejan de recibir señales para moverse, se van debilitando y el cuerpo se paraliza progresivamente.

Las personas afectadas por una ELA, incluso en un estadio avanzado de la misma, pueden ver, oír, oler y notar por el tacto. Pueden sentir calor, frío, dolor, presión e incluso cosquillas.

Stephen Hawking, reconocido físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico, fallecido en el año 2018, fue diagnosticado a los 21 años con esclerosis lateral amiotrófica que fue agravando su estado con el paso de los años, hasta dejarlo casi completamente paralizado y le forzó a comunicarse a través de un aparato generador de voz.

Esta terrible dolencia no le impidió su desarrollo como científico, su cerebro intacto en cuanto al pensamiento, razonamiento y análisis, le permitió proponer las cuatro leyes de la termodinámica de los agujeros negros; fue profesor de la Universidad de Cambridge durante 30 años y también director de investigación en el Centro para Cosmología Teórica de dicha Universidad.

Recibió doce doctorados honoris causa, fue galardonado con la Orden del Imperio Británico, y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, entre otras distinciones.

¿Nuestro país padece de esclerosis lateral amiotrófica? Siendo el Estado en todas sus vertientes el cerebro y la columna vertebral de una nación organizada, los gobernantes serían las motoneuronas, ¿estas, nos están fallando por eso nos hemos achicado?

Es evidente que aquí la situación está muy alejada de lo sucedido a Hawking; el intelecto gubernamental irremediablemente hace mucho tiempo que dejó de funcionar.

(*) Abogada y escritora

Lectores: 12118

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: