El columnista invitado
Puntos de vista

Genocidio liberal

Antonio Tourville, dirigente peronista.

Por Antonio Tourville (*) especial para NOVA

El Ministerio de Salud de la Nación informó el pasado martes que se registraron 62 muertes y 2.979 nuevos casos positivos por coronavirus. Con estos datos, el total de infectados en todo el país ascendía a 83.426 y las víctimas fatales sumaban 1.644.

Ese día, por la mañana, se comunicaron 20 muertes por COVID-19. Once hombres: tres de 81, 80, y 74 años, de la provincia de Buenos Aires; ocho de 64, 86, 40, 75, 90, 52, 100 y 61 años, de Capital Federal. Y ocho mujeres: cuatro de 83, 85, 29 y 77 años, de la provincia de Buenos Aires; tres de 97, 90 y 77 años, de la ciudad de Buenos Aires; una de 75 años, de Río Negro; y una persona de 71 años, de la provincia de Buenos Aires, sin dato de sexo reportado.

Por la tarde del martes se registraron 42 nuevas muertes. 26 hombres, 18 de 49, 50, 73, 55, 90, 80, 69, 67, 65, 80, 68, 73, 53, 69, 89, 87, 75 y 87 años, de la provincia de Buenos Aires; 7 de 35, 91, 48, 53, 64, 61 y 86 años, de la ciudad de Buenos Aires; uno de 48 años, de Salta; y 16 mujeres, 13 de 22, 92, 89, 96, 56, 86, 36, 60, 65, 91, 85, 67 y 91 años, de la provincia de Buenos Aires; 3 de 97, 89 y 68 años, de Capital Federal.

Como se aprecia son todos, con unas mínimas excepciones, adultos mayores. Estas muertes se potencian, es decir, aumentan cuando se producen flexibilizaciones, desobediencia a la cuarentena o negación de la misma. La pregunta es: ¿Qué sector de la sociedad propugna esto?

Todos bien sabemos que es el sector político de Juntos por el Cambio, conocido como los “anti cuarentena”, que llaman a desobedecerla o, directamente, a boicotearla. De allí vemos que hay un verdadero exterminio del sector denominado adultos mayores.

Al consultar diferentes tratados nos encontramos con una definición que describe lo siguiente:

Genocidio: Aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos.

Y aquí está la respuesta. Los integrantes de este grupo siguen en su política liberal, el máximo principio que los representa.

Cada uno se tiene que hacer cargo de sí mismo. Esto quiere decir que nadie se tiene que sacrificar por otro, por ello ponen por delante el derecho a trabajar, a lucrar, a transitar y hasta a correr, por encima del derecho que tenemos los adultos mayores a seguir viviendo.

En nombre de este grupo, al cual pertenezco, ruego que se respete la cuarentena y si hay que extenderla se haga porque del éxito de esto -que es el único recurso hasta que nos podamos vacunar- depende nuestra vida.

Los adultos mayores hemos gastado la vida construyendo esta Patria que tenemos, Patria que ahora administran los que nos siguen; por ello, les pedimos, les rogamos que no promuevan nuestro exterminio como están haciendo.

Se ha llegado al extremo que cuando mostramos lo que está pasando aquí y en el mundo, en las redes ejércitos de trolls organizados repiten al unísono: "No instalen el miedo, el pánico, no sean macabros". Es decir, quieren que marchemos a nuestros oscuros destinos en silencio sin comprender que mostramos fotos y noticias que producen miedo y pánico porque los adultos mayores tenemos miedo y pánico de seguir muriéndonos en manada. Pero que no olviden estos genocidas que el valor es solo la capacidad de vencer al miedo.

(*) Dirigente peronista

Lectores: 1801

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: