NOVA Tecnología
No duele y es rápido

El implante NFC se expande por Europa para reemplazar el uso de tarjetas físicas

Existen otras compañías como Dangerous Things o Biohax que exploran las posibilidades de estos implantes.

Cerca de 5000 personas llevan en su mano implantado un dispositivo que utilizan en su día a día para montar en el tren, entrar en sus oficinas de trabajo o en el gimnasio, sacar fotocopias e incluso comprar aperitivos en máquinas expendedoras.

“Hemos pasado de tener ordenadores muy grandes a móviles y wearables. El siguiente paso es un dispositivo implantable”, explica Juanjo Tara, cofundador y CTO de Dsruptive.

Existen otras compañías como Dangerous Things o Biohax que exploran las posibilidades de estos implantes. El de Dsruptive se usa principalmente en tres ámbitos: para viajar en diferentes medios de transporte, en accesos a recintos y como medio de almacenamiento de información privada.

La medicina evalúa que este método en un futuro se pueda utilizar para buscar la causa de por qué una persona está nerviosa o cuál es la razón de que le haya subido la temperatura.

Implantarse el dispositivo cuesta entre 150 y 200 euros. En Suecia es legal hacerlo en estudios de tatuajes y piercings porque “está considerado como un piercing subcutáneo”. En Japón y Londres solo se realiza en clínicas privadas.

Lectores: 590

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: